Trucos para los excesos navideños

Salud

La Nochebuena y la Navidad, están a la vuelta de la esquina. Todavía no nos hemos entregado a las comilonas festivas pero probablemente much@s de vosotr@s ya estaréis temiendo lamentáros por los turrones, los guisos y el cava que tan bien entrarán estas noches. Los excesos que se producen en estas fechas, además de cargos de conciencia, generan malestares digestivos y aumento de peso.

Pero no debemos alarmarnos ni recurrir a las dietas milagro, ya que son de dudosa eficacia y peligrosas. Sin embargo, existen una serie de trucos para “oxigenar” nuestro cuerpo después de los excesos. Vamos a ello:

  1. Rebajar las grasas y la pesadez en el desayuno. Optar por un desayuno ligero a base de fruta, cereales integrales y un yogur. Al contrario de lo que mucha gente cree, no es nada aconsejable saltarse el desayuno, ni siquiera el día después de una excesiva cena, ya que sirve para reponer fuerzas y para que cuando sea la hora de comer lo hagamos con un apetito normal y no con uno desaforado y ansioso, lo que nos generará grandes dosis de grasa.
  2. Comer ligero. Dentro de este plan es importante ingerir muchas verduras, hortalizas, frutas y pescados con preparaciones sencillas(al vapor, crudo, plancha…)
  3. Introducir alimentos depurativos en el menú, ya que estimulan órganos como el hígado, los riñones, el intestino y alivian las molestias que acompañan a los excesos. Los alimentos que tonifican el hígado son los vegetales de ligero sabor amargo como escarola, endibias, alcachofa, cardo, berenjena, infusiones de diente de león y cardo mariano. Las frutas y verduras son las que activan la acción depurativa del riñón.
  4. Sustituir los pica-pica (picoteos/snack/tentempiés/entrantes…) demasiado energéticos por otros más ligeros como canapés con frutas y verduras, mejillones al vapor….
  5. Si tomamos caldos es recomendable retirar la grasa. El truco para ello es enfriarlos en la nevera, ya que de esta manera la grasa se solidifica en la superficie y es más fácil retirarla.
  6. Cuando vayamos a rehogar verduras en una sartén el truco es ponerles muy poco aceite y un poco de caldo de cocción. Así, al evaporarse el líquido, las verduras quedarán ligeras y sabrosas.
  7. Las sartenes antiadherentes son otras grandes aliadas ya que permiten dorar los alimentos sin tener que usar grandes cantidades de aceite.
  8. Evitar el picoteo. Es conveniente tomar un tentempié ligero a media mañana o media tarde, pero olvídate de las patatas o el tapeo.
  9. Beber mucha agua y por supuesto, moderar los dulces y el alcohol.

Pero lo que no podemos negar es que la única y verdadera forma de quemar las calorías ingeridas en exceso es practicar deporte. Así que, si queréis cenar y comer tranquilos en todas las ocasiones sociales que aún quedan hasta terminar las fiestas de navidad, ya sabéis sólo tenéis que prestar atención, cuidaros un poquito y moveros mucho.

--
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *