Trastornos del sueño: Bruxismo y Ronquidos

Salud

El insomnio es uno de los tantos síntomas que puede manifestarse en una persona a la hora de ir a dormir. Si bien es uno de los más conocidos, porque mucha gente lo sufre, no es el único. El trastorno del sueño es una alteración del ciclo sueño-vigilia y pueden sufrirse a distintos niveles desde leves a graves y acaban por interferir en el normal funcionamientos tantos físico como mental y emocional del individuo. Este desorden en la capacidad de dormir puede manifestarse de muchas maneras como el insomnio, la fatiga crónica, el despertar temprano, trastornos del ritmo circadiano, el síndrome de piernas inquieta o el bruxismo y los ronquidos. Probablemente, después del insomnio, el bruxismo y el ronquido son las alteraciones del sueño más conocidas y unas de las más sufridas por el propio individuo y por sus parejas. Para aquellos a los que la palabra bruxismo les resulte todavía desconocida, hemos de explicar que es el hábito involuntario de apretar y rechinar los dientes durante el sueño. El individuo puede o no registrar el problema, ya que si bien hay ocasiones en las que no percibe dolor, también hay veces en las que siente un intenso dolor en la mandíbula, fruto de haber estado ejerciendo presión toda la noche. Otro indicador de que padecemos bruxismo, suele darse cuando el compañero de cama o habitación se queja sorprendido del ruido que causan los dientes durante la noche o los dentistas  que observan la desnutrición del esmalte y la dentina.  Este tipo de problema está relacionado con los niveles altos de tensión y ansiedad. Otro de los trastornos de sueño más conocidos, y que está estrechamente relacionado con el bruxismo, es el ronquido. Alrededor del 45% de los adultos normales padecen ronquido ocasional y al menos un 25% son roncadores ocasionales. Este ruidoso sonido se produce cuando el aire encuentra una obstrucción al pasar por detrás de la boca y la nariz cuando estas estructuras chocan entre sí  y vibran durante la respiración produce el ronquido. Las personas que padecen de ronquido tienen al menos alguno  de los siguientes problemas: Alteración en el tono muscular de los músculos de la boca y la garganta (flaccidez), Engrosamiento excesivo de los tejidos de la garganta, Tamaño aumentado del paladar o la úvula u Obstrucción nasal. Los tratamientos para este tipo de trastornos del sueño son variados y han de consultarse con el especialista, ya que cada persona tiene unas características propias. Sin embargo hay una serie de remedios como la célula de descarga para evitar el bruxismo o las distintas almohadas para evitar los ronquidos. Algunas consideraciones que deberíamos tener en cuenta para evitar este tipo de problemas son:  
  • - Control del sobrepeso. Tenga una dieta baja en calorías
  • - Realizar ejercicio regularmente para mejorar el tono muscular
  • - Evitar el consumo de alcohol, cuatro horas antes de acostarse.
  • - No tomar fármacos ansiolíticos e hipnóticos en las horas previas al sueño. Tener cuidado con los antihistamínicos que producen sueño
  • - Adoptar una posición lateral para dormir, ya que dormir boca arriba empeora el ronquido
  • Roncadores habituales, roncadores obesos y con hipersomnolencia, roncadores con hipertensión arterial deben consultar al Otorrinolaringólogo para evaluar su vía aérea, y deben realizar estudios del sueño ( Polisomnografia)
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *