Tips para evitar dolores de espalda

Salud

Es una de las mayores afecciones de nuestro tiempo  y la sufren distintos perfiles con distintos hábitos de vida. Tanto es así que según datos recogidos por BeyerFisio, entre el 80% y el 90% de las personas han sufrido o sufrirán dolores de espalda a lo largo de su vida.

Si bien las causas pueden ser múltiples, parece  lógico pensar que los hábitos posturales inadecuados son en gran parte los culpables. La mayoría de los dolores de espalda son generados en consecuencia de malas posturas, estrés o posiciones mantenidas durante mucho tiempo. Por eso, este tipo de dolores son muy habituales entre personas que mantienen una misma postura durante horas, incluso entre la gente que trabaja sentada ya que los músculos se mantienen muchas horas en la misma postura.

Por ejemplo, los trapecios de la gente que trabaja en el ordenador o los espinales de la gente que trabaja de pie suelen ser los puntos débiles, y por tanto, los que más sufren.

Otra de las causas frecuentes de dolores de espalda son la escoliosis o la artrosis y osteoporosis en la gente mayor.

Es por todos estos motivos que los dolores de espalda nos preocupan mucho. En este post te proponemos 5 tips para intentar prevenirlos o paliarlos.

1. Postura correcta de descanso

Dormimos una media de entre 6 y 8 horas diarias, este tiempo es el momento en el que nuestra columna descansa sin soportar el peso de nuestro cuerpo y por eso es importante que lo haga en una posición adecuada.

Los expertos apuntan a que lo ideal sería dormir boca arriba o de lado, es decir en posición fetal.

Si sufres de una molestia aguda o lesión lumbar, se puede adoptar una postura boca arriba y con una almohada debajo de las rodillas un poco flexionadas. En general, dormir boca abajo no es recomendable, salvo en caso de indicación médica, ya que modificar la curvatura normal de la columna o forzar al cuello a estar girado durante tantas horas puede generar molestias y dolores.

2. Abdominales en forma

Hacer ejercicio ayuda a desarrollar la musculatura y esa es la mejor prevención para evitar dolor de espalda o molestias en el cuerpo. Si bien todo el deporte es aconsejable, existen una serie de modalidades que pueden funcionarnos especialmente bien como el Pilates, el yoga y la natación.

Los abdominales también son un buen ejercicio ya que nos ayuda a muscular también toda la faja abdominal que nos ayuda a mantener el peso en la espalda. ¿Qué tal si nos proponemos hacer 5 minutos de abdominales al día? 3. Un buen colchón y una buena almohada 

Como comentábamos en el punto uno, las horas de sueño son un momento clave para la correcta posición de la espalda y por ello es igualmente necesario tener un buen colchón y una almohada que nos facilite la postura correcta.

Al comprar una nueva almohada, una persona puede tardar hasta 15 días en adaptarse. Un colchón suave y flexible se adapta con más facilidad y mejora los contornos del cuerpo, lo cual es bueno para el sueño, también hace que la sangre circule mejor y que sea más difícil adoptar una posición incómoda. 4. 1, 2, 3… Relax 

Sabemos que  los niveles de estrés influyen mucho en nuestro estado de animo pero lo que en ocasiones no tenemos en cuenta, es que también nos afecta a la salud, como por ejemplo a la espalda. El 69% de los pacientes que padecen depresión comunican síntomas somáticos, como dolor de espalda, mareos o malestar gástrico.

5. Y sobretodo… corregir nuestra postura

Como comentábamos anteriormente una mala postura es generalmente la razón principal de nuestro dolor cervical. Estas posturas, muy generalmente se dan en un entorno laboral.

Hay trabajos que requieren un sobreesfuerzo físico y movimientos repetitivos (todo el día de pie) y otros que se llevan a cabo en entornos de oficina (todo el día sentado).

En las oficinas, el motivo principal de los dolores de espalda es la forma inadecuada de sentarse. La mayoría de la gente se acomoda en el borde de la silla y además en el caso de las mujeres, los tacones pueden provocar molestias de espalda. Al llevarlos, el eje de gravedad postural se desplaza hacia delante y los discos lumbares quedan forzados y a veces dañados.

Para aquellas personas que se vean obligadas a pasar muchas horas sentadas, se les recomienda tener una silla de oficina ajustable tanto en el asiento, en el respaldo  también los reposabrazos.

Es importante también intentar colocar la pantalla del ordenador justo en frente del cuerpo, de manera que con los brazos se dibuje un ángulo de 90 grados. Además, se debe procurar apoyar los antebrazos a la hora de escribir, así se evitarán sobrecargas sobre la musculatura que va del hombro al cuello.

6. Ejercicios de oficina

Es recomendable intentar cambiar nuestra postura, o por lo menos realizar una serie de movimientos que rompan nuestra rutina postural como por ejemplo levantarnos del asiento al menos una vez cada hora, caminar por la oficina, estirar las piernas…

Si sentarnos bien nos resulta muy difícil siempre podemos ayudarnos de tacos o alzas para poner en el asiento. Otra opción para ayudarnos a mantener una postura correcta son las fajas correccionales o posturales.

Teniendo en cuenta estas consideraciones deberíamos poder evitar los dolores posturales que sufrimos en las cervicales.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *