¿Te cuesta ir al baño en verano?

Salud

Uno de cada cinco españoles sufre estreñimiento y se estima que cualquier persona a cualquier edad puede presentar temporadas de estreñimiento, sobre todo coincidiendo con cambios de dieta o viajes. Las mujeres y las personas de avanzada edad o con poca actividad física pueden presentar este trastorno con más frecuencia.

El verano trae consigo desajustes en nuestros horarios diarios que favorecen el descontrol en nuestro organismo. Este descontrol puede afectar al intestino y provocar estreñimiento.

El término estreñimiento hace referencia a la apreciación de cada individuo sobre su hábito intestinal. Se considera un problema realizar menos de 3 deposiciones semanales, siendo el rango de normalidad entre 3 veces por semana y 3 veces al día.

Causas que lo favorecen

Las razones de esta dificultad para visitar el “trono” radican en una inadecuada alimentación y en los hábitos que la acompañan, en la falta de actividad física y en algunos medicamentos.

La principal causa es la falta de fibra en la dieta. Desayunos flojos y cenas exageradas, comer deprisa y beber pocos líquidos tampoco favorecen el tránsito  intestinal.

Además, el sedentarismo, padecer sobrepeso y medicamentos como ansiolíticos, antidepresivos y antihipertensivos, son otras de las causas del estreñimiento.

Algunas recomendaciones sencillas para seguir a diario

Los mejores consejos para reducir la falta de ganas se centran en seguir unas pautas diarias. Empezando con un desayuno completo basado en alimentos que aporten fibra (cereales y fruta), proteínas (huevo, jamón, queso bajo en grasa o yogur) y líquidos abundantes como leche, zumos y agua.

La comida de mediodía debe basarse en ensaladas, verduras y legumbres. Seguidas de pescado o carne a la plancha y fruta de postre.

Cenar mucho y tarde puede favorecer que no tengamos hambre para desayunar. Pero debemos tener en cuenta que el aparato digestivo no funciona igual todo el día. Durante la noche se retrasa el vaciamiento del estómago, lo que enlentece el tránsito intestinal. Por ello, la última comida del día debe ser ligera y hacerse temprano.

Reducir el consumo de alcohol, dulces, grasas animales, platos preparados y dejar de fumar. Aunque la leyenda urbana dice que el tabaco ayuda a ir al servicio, no es cierto.

Además, es importante realizar ejercicio físico diario moderado para favorecer el tránsito intestinal. Utilizar las escaleras y no el ascensor, caminar y realizar actividades al aire libre, tanto en la montaña, en la playa o en la piscina nos ayudarán a tener una vida más sana y saludable.

Algunos alimentos ricos en fibra son:

- Verduras y hortalizas.

  • - Raíces y tubérculos: patatas, nabos, cebolla o puerros.
  • - Frutas: naranjas, kiwi, manzanas, peras, plátano, sandía, ciruelas, albaricoque, higos y frutos secos como nueces, avellanas y almendras.

Como ves no es tan difícil huir del estreñimiento. Sólo tendrás que seguir estos pasos y así tu intestino funcionará adecuadamente, evitando problemas intestinales y desajustes orgánicos.

¿Conoces algún remedio para evitar la indisposición en verano? Cuéntanoslo.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *