Síndrome post vacacional

Salud

Cómo afecta la vuelta de septiembre

Finaliza el período de vacaciones y con ello el conocido síndrome post-vacacional. La reincorporación a la rutina, obligaciones laborales y familiares hacen que nuestra armonía física y emocional se desestabilice un poco durante alrededor de 10 – 12 días.

¿Qué es el síndrome post-vacacional? Wikipedia lo define de la siguiente manera:

“Estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento”

Este síndrome repercute en nuestro bienestar al producir un extremo cansancio o pereza, dolores musculares y de cabeza, insomnio, falta de concentración, melancolía, irritabilidad, entre otros síntomas. Si bien es un trastorno muy extendido, no se considera una enfermedad sino un estado de adaptación.

Veamos en detalle cómo afecta el síndrome post-vacacional a nuestro organismo:

  1. Problemas de cuello y espalda: La vuelta al ritmo laboral y pasar tantas horas frente al ordenador puede traer problemas de cuello y espalda. Por ello se recomienda realizar descansos y hacer ejercicios de relajación postural.
  2. Problemas de muñeca y brazo: El trabajo también hace que también mantengamos posturas incómodas y estáticas por largos períodos que afectan tanto brazos (escribir en el teclado) como a muñecas (posición de ratón). En especial la parte del nervio mediano y los tendones responsables de activar la articulación de la mano y los músculos de los dedos.
  3. Dolor de cabeza y problemas de visión: El síndrome post-vacacional también deja huella en jaquecas y en nuestra capacidad de visión generando fatiga visual. El estar expuesto al brillo del ordenador hace que los ojos se resientan afectando la fabricación de lágrimas, ralentizando el parpadeo, etc. El forzar la visión y el enfoque produce también dolor de cabeza.
  4. Problemas emocionales: El extremo cansancio y la ansiedad pueden derivar en procesos depresivos post-vacacional. 

La vuelta a la rutina no puede evitarse, sin embargo existen formas de atenuar el síndrome post-vacacional con estos consejos.

--
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *