¿Qué temperatura corporal se considera fiebre?

Salud

La fiebre, entendida como tal, no es más que una reacción del organismo frente a alguna enfermedad. Ello hace que se produzca un aumento de la temperatura del cuerpo por encima de la normal. Pero, ¿cuál es la temperatura normal? Bien, llegados a este punto cabe decir que la temperatura normal depende de la persona y de la situación en la que se encuentre. Aunque la temperatura vaya variando a lo largo del día (no es la misma al despertarnos que al irnos a dormir) el promedio establecido como normal es entre 36,5º y 37,5º.

Dependiendo de los grados que sobrepasemos esta temperatura estaremos hablando de febrícula o de fiebre. La febrícula, considerada como una fiebre ligera, se mantiene entre los 38º y los 38,5º grados. Cuando el mercurio marca una temperatura superior a esta, ya podemos hablar de fiebre. Y si la cifra llega o sobrepasa los 40ºC se considera hipertermia. Y mucho cuidado porque este tipo de fiebre puede ser muy peligrosa pudiendo causar estrés celular y hasta un infarto cardíaco.

Como hemos comentado, la temperatura corporal puede cambiar según la edad, las actividades que se realizan y hasta el momento del día. La temperatura sube al comienzo de la noche y baja entre la medianoche y las primeras horas de la mañana.

Bebés y niños

Se considera que los bebés tienen fiebre cuando sobrepasan los 38º y llega  a los 39º. Un rango normal de 34,7º y los 37,7º variando un poco dependiendo de cómo se tome, en que parte del cuerpo y en qué hora del día.

Si se encuentran en un estado febril, los síntomas que pueden presentar es frío y un color azulado en la piel de las manos y los pies. Esto se debe a una menor circulación sanguínea en estas zonas.

Cuando el niño o el bebé tiene fiebre, tendremos que observar su comportamiento. Si sigue con una actitud cotidiana: comiendo, bebiendo, jugando… seguramente no sea nada grave. Si es al contrario deberás acudir al médico lo más rápido posible.

¿Cómo se mide la fiebre?

Para medir de la temperatura de nuestro cuerpo utilizamos un termómetro. El más frecuente es el digital, utilizan la tecnología electrónica para registrar la temperatura corporal. Se puede situar debajo de la lengua, en la axila, en el conducto auditivo externo o en el recto,  esta última forma es la que refleja la temperatura corporal con mayor exactitud. El método más utilizado en España es colocar el termómetro bajo la axila. No obstante, esta forma de tomar la temperatura corporal es la menos fiable debido a que es la más afectada por los factores ambientales y no llega a medir con efectividad la temperatura interna.

Comprobar la temperatura de un bebé o niño puede resultar algo más difícil que en adultos, por lo que deberemos decidir qué tipo de termómetro utilizar y dónde tomar la temperatura:

  • En recién nacidos, la forma más fiable es a través del recto. Pero con los avances tecnológicos, existe una forma más efectiva y más cómoda, tanto para el bebé como para los padres: el chupete termómetro.
  • De 3 meses a 4 años se pueden utilizar otros sistemas de medición como el termómetro electrónico de oído y frente. A partir de los 4 años puede tomarse la temperatura de forma oral.

Así pues, como hemos comprobado la fiebre normal varía en función del individuo y el momento del día, pero los expertos la fijan entre los 36,5º y 37,5º. Por encima o debajo de esta cifra, nuestra temperatura corporal será anormal y deberemos tenerla controlada identificando el motivo que la provoca.

  • 0 1

  • (1 votes, average: 4,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *