¿Qué es la astenia primaveral?

Salud

Con la llegada de la primavera también aparece la astenia primaveral. Mucha gente se ve afectada por ella y es que nuestro cuerpo tiene que afrontar muchos cambios.

¿Qué es?

La astenia primaveral suele ser una sensación  general de malestar. Afecta a todos los niveles: fisiológico, psicológico y social. Esta, suele producir una sensación de fatiga que puede ir acompañada de debilidad muscular, poca motivación, tristeza, menos deseo sexual, trastornos del sueño e incluso falta de apetito.

¿Por qué aparece?

Los médicos no suelen considerar la astenia primaveral una enfermedad, pero mucha gente afirma sentirse afectada por ella y su vida cotidiana se resiente. La astenia primaveral se atribuye al  cóctel de cambios ambientales que sufrimos al cambiar de estación.

Por un lado, la llegada de la primavera es sinónimo de la aparición de las alergias a causa del polen, aproximadamente un 25% de la población sufre rinitis alérgica en primavera, esa inflamación de las fosas nasales produce malestar general y puede afectar en el descanso ayudando a tener esta sensación de fatiga y debilidad generalizada.

Por otro lado, nuestro reloj biológico tiene que adaptarse rápidamente. Tardamos unas dos semanas a adaptarnos al cambio de horas de sol, la luminosidad nos afecta mucho, también empieza a subir la temperatura y la humedad, todos estos factores juntos hacen que nuestro cuerpo tenga que adaptarse a estos cambios climáticos, y en ese proceso de adaptación podemos pasar un tiempo durmiendo peor, sintiéndonos desubicados, en resumen, sintiendo los síntomas de la astenia primaveral.

5 consejos para superar la astenia primaveral

Siguiendo unas pautas de vida saludable y teniendo en cuenta algunas recomendaciones podemos sentirnos mejor y no sufrir este cambio estacional.

  1. Comer bien, de forma variada y equilibrada nos ayudará a ingerir todos los nutrientes necesarios para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Sobre todo podemos ayudarnos comiendo cereales, legumbres y frutas y verduras de temporada.
  2. Muévete, realizar ejercicio moderado tres veces por semana es todo beneficios. No necesitas una actividad física muy exigente, simplemente saliendo a andar a un paso ligero aumentas la producción de endorfinas, que son unas hormonas relacionadas con la felicidad.
  3. Descansa. Dormir bien y un mínimo de horas es básico para tu bienestar, tu cuerpo necesita descansar y recuperarse para poder volver a ponerse en marcha, así evitarás la sensación de fatiga, debilidad general y la apatía para hacer cosas.
  4. Bebe agua. Una hidratación correcta es fundamental para que puedas rendir al máximo. Ten en cuenta que con el aumento de temperatura tendrás que tener más cuidado con la hidratación.
  5. Disfruta del aire libre. Con el incremento de horas de sol tendrás más tiempo para poder disfrutar del exterior. Disfrutar del sol te ayudará a relajarte, desconectar el trabajo, y sentirte mejor.

¡No dejes que la primavera pueda contigo, disfrútala! Y si necesitas un plus de energía, descubre los complementos vitamínicos de PromoFarma.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *