¿Qué es el acné y cuáles son sus causas?

Salud

El acné es una afección de la piel muy frecuente en la adolescencia y que también afecta a la población adulta. Sufrir acné significa que en partes de tu cuerpo como la cara, la espalda o el pecho aparecen imperfecciones como granos o espinillas. Pueden provocar picor, marcas si no se tratan bien y a nivel estético deja un aspecto poco saludable a la piel. Todos estos factores pueden hacer que la confianza y el autoestima de las personas que sufren acné se vea afectada.

¿Por qué aparece el acné?

El acné suele aparecer en la adolescencia ya que es un período de cambios hormonales. Las hormonas llamadas andrógenos se comunican con las glándulas que secretan sebo en los folículos pilosos - parte de la piel que da crecimiento al cabello. Con los cambios hormonales de la adolescencia, la relación de las hormonas con los folículos se desestabiliza, aumenta la producción de sebo y aparece el acné.

El sebo que produce el cuerpo tiene la función de proteger la piel con una fina capa resistente al agua, pero las hormonas aceleran ésta producción volviendo las capas externas de la piel más gruesas y densas. Estos cambios se dan en las células de la superficie de la piel por lo que los folículos se taponan con la mezcla de estas células y sebo.

El resultado son los puntos negros o los puntos blancos. En los primeros, la mezcla de células y sebo se han oscurecido al entrar en contacto con el aire. Los puntos blancos son esta mezcla recubiertos por la superficie de la piel. Cuando la aparición de estos granos se extiende, dando lugar al acné, es porque ha intervenido la bacteria P.Acnes. Ésta se multiplica en ambiente poco aireados como aquellos poros obstruidos y causa inflamación, aumento de granos, pústulas -lesiones en la piel- y en casos más extremos nódulos y quistes.

De una manera natural, la piel intenta limpiarse por sí sola. Las células que eliminan los residuos de la dermis - macrófagos- acaban con los tejidos dañados y estimulan la piel para que repare el daño. El tiempo estimado de reparación es variable, de algunos días hasta periodos más largos.

Sin embargo, no siempre es posible recuperar el control por uno mismo y es necesario  ayuda extra. Jabones específicos para pieles grasas, una alimentación adecuada y ayudarse de productos cosméticos específicos para el acné ayudaran a evitar, controlar o acabar con el problema.

La  gama de productos Effaclar de La Roche-Posay, avalada por dermatólogos y farmacéuticos, está pensada y desarrollada especialmente para tratar los problemas de distintos tipos de piel grasa, pieles con tendencia a las imperfecciones y marcas que se atenúan inmediatamente.

Para descubrir los consejos de los expertos y aprender más sobre cómo acabar con los granitos de tu piel, visita www.nomasgranos.es y encuentra las respuestas a todas tus preguntas.
  • 0 1

  • (1 votes, average: 3,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *