¿Por qué surge la caspa?

Salud

La caspa es una condición común que afecta a muchas personas a pesar de que a nadie le gusta reconocerlo.  Se caracteriza por la presencia e partículas blancas o amarillentas en el cuero cabelludo y/o el cabello.

La caspa se compone de células muertas que se desprenden de la piel como resultado del metabolismo acelerado. Por lo tanto representa un desiquilibrio en el proceso natural de eliminación de células en el cuero cabelludo.

Muchos de vosotros no sabréis que la caspa es más fuerte y común en personas de 20 a 30 años. Cuando comienza no es visible fácilmente, se comienza a notar cuando las escamas son más grandes por la acción de las bacterias y/o problemas de exceso de sebo.

Además puede causar picazón en la cabeza y al rascarse se expande la infección. Las partículas de caspa son desagradables estéticamente hablando y esta es la principal razón para tratarla.

Tipos de caspa

Los dos tipos principales de caspa son seca y grasa.
  1. La caspa seca normalmente aparece en la prepubertad y se caracteriza por la presencia de escamas finas. Las escamas pueden crear una capa de polvo blanco en el cuero cabelludo. Esta caspa se elimina más fácilmente porque se desprende pero reaparece rápido.
  2. La caspa grasa puede aparecer durante la adolescencia debido a la alta producción sebácea. Las escamas se localizan en el cuero cabelludo y son grasas.

¿Por qué surge la caspa?

Existen varias teorías, pero en realidad no se sabe cuál es su origen. La caspa no solo puede estar presente en el cabello, también puede estar en las pestañas o en otras áreas cubiertas por pelo.

Aunque no se sabe que la produce se cree que está acompañada por la proliferación de microorganismos (bacterias) que se reproducen en el cuero cabelludo.

Hay muchos otros factores relacionados con la caspa tales como la contaminación, el uso de algunos productos para el cabello, el uso de algunos medicamentos, los cambios de estación, es estrés o el cansancio.

Tipos de tratamiento

A la hora de tratar de erradicarlos existen varios tipos de tratamientos que se pueden llevar a cabo. Uno de ellos es suprimir la proliferación de bacterias, para eso hay que mantener el pelo limpia aun si es necesario lavárselo todos los días.

El segundo paso es desinfectar, esto se hace usando un champú o loción anticaspa.

Tenemos que tener en cuenta que la caspa puede ser muy resistente o muy fácil de curar, pero normalmente la caspa funciona por ciclos en los que tiene más fuerza. Por ello se han de realizar tratamientos específicos que nos ayuden a tenerla bajo control.

Para un correcto tratamiento, lo adecuado es empezar con tratamientos más intensos e ir relajando la fuerza del tratamiento una vez que la caspa vaya disminuyendo.

  • 0 1

  • (1 votes, average: 4,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *