Métodos para dejar de fumar

Salud

consejos para dejar de fumar

Todos sabemos que fumar es una actividad que perjudica nuestra salud, pero dejarlo es un paso muy duro y complicado, por ello tener una buena motivación y ayuda son esenciales para conseguir lograrlo.

Hay fumadores de muchas clases (sociales, de a diario, esporádicos…) casi tantas clases como ex fumadores. Y es que si bien, cada uno se las arregla como puede, existen numerosos y afamados métodos para dejar de fumar.

Son muchos los que prefieren, y deciden, dejarlo bruscamente. Este método es en principio muy duro y por ello suele requerir más de un intento, por ello lo más recomendado es dejarlo con el apoyo de algún producto que nos ayude a superar la ansiedad que genera el no fumar.

Los productos de apoyo suelen usar para dejar de fumar una sustancia llamada Vareneclina. Se vende en cápsulas y se utiliza como agonista parcial de la nicotina, disminuye la ansiedad por está y reduce los efectos placenteros del tabaco. De esta manera, algunos fumadores abandonan el hábito.

Por el mismo  hilo de los medicamentos, están los productos de Nicotina, que suministran al fumador una dosis mínima de esta sustancia para facilitarle el proceso de abandono del cigarrillo. La nicotina puede encontrarse en distintos formatos como parches o chicles.

Otras técnicas más innovadoras son la hipnosis o las sesiones laser. Esta última es tal vez, la más sorprendente, y es que existe una terapia laser especialmente enfocada a dejar de fumar. Las sesiones son de 90 minutos, indoloras y medianamente económicas. Normalmente una sola sesión suele ser suficiente para acabar con el vicio.  En cuanto a la hipnosis es una técnica que se basa, fundamentalmente, en la manipulación del subconsciente. Se trata de convencer al paciente que quiere dejar de fumar y que realmente va a hacerlo. De esta manera ya son muchos los que han conseguido huir de las garras de la nicotina.

En esta incansable lucha contra el tabaco, hay muchos que necesitan un apoyo psicológico que les ayude a ser fuerte ante la tentación, para ello existen los libros específicos para dejar de fumar o el asesoramiento personalizado. A este respecto también están los cigarrillos electrónicos, que ayudan a dejar el tabaco, pero sigue conteniendo nicotina y por lo tanto se deben usar con moderación.

Todos aquellos que aún seguís con el cigarrillo entre los labios, ya no tenéis escusa, conocéis la teoría. Ahora toca ponerlo en práctica.

  • 0 1

  • (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *