Lubricantes masculinos

Salud

A pesar de ser para algunas personas un tema “tabú”, la sexualidad es un aspecto de nuestra vida muy importante. Para favorecer el máximo placer y disfrute de las relaciones sexuales, existen diversos productos que nos garantizan o ayudan a maximizar el grado de placer de nuestra sexualidad, como por ejemplo los lubricantes masculinos.

La lubricación genital se produce de forma natural y fisiológica ante una estimulación de la zona pelviana, donde el deseo sexual despierta y se expande. Sin embargo a veces, por motivos hormonales u otros motivos, la lubricación no se produce o es escasa lo que obstaculiza el disfrute sexual. Para estos casos existen los lubricantes masculinos en geles ya sea a base de agua, aceites o siliconas. En el mercado existen diversos tipos de lubricantes masculinos, como:

  1. Lubricantes a base de agua: son los más recomendados por su bajo nivel de irritación. Aptos para el consumo y de diversos sabores, estos lubricantes no manchan la ropa y tienden a secarse rápidamente.
  2. Lubricantes a base de petróleo: un ejemplo claro de este tipo de lubricantes sexuales es la vaselina, pero también aceites minerales o de bebés. No son muy recomendables por irritar la vagina y por ser nocivos contra el látex (preservativos, diafragmas, etc.)
  3. Lubricantes a base de silicona: se trata de lubricantes que aúnan las ventajas de los lubricantes a base de agua (baja irritabilidad, no manchan) y la resistencia de los que tienen base de petróleo sin que afecte al látex. Son altamente resistentes al agua y aportan mayor juego sexual.

Para gustos, colores… ¡nunca mejor dicho! Elige el lubricante masculino sexual que más se ajuste e tus gustos y necesidades. ¡A disfrutar!

Conoce nuestra gama de lubricantes aquí.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *