Los riesgos de las dietas con efecto yo-yo

Dietética, Salud

Evita el efecto yo-yo de las dietas

Hay muchos motivos que nos llevan a recurrir a la magia de las dietas rápidas y supuestamente eficaces para perder peso, pero solo valoramos los beneficios que nos aportan: esa pérdida de peso rápida, pero ¿realmente son eficaces? ¿Qué consecuencias tienen?

Después de perder peso al hacer una dieta estricta, se suelen recuperar algunos quilos, incluso en algunas situaciones, más de los que se tenían antes de empezar la dieta. Eso suele provocar un ciclo vicioso en el que se vuelve a hacer dieta para perder peso, y posteriormente se vuelve a aumentar de peso. Esta subida y bajada de peso cíclica, el conocido y temido efecto yo-yo, es un problema que puede perjudicar nuestra salud si no lo controlamos.

Dietas con efecto rebote

Para detectar las dietas con efecto yo-yo hay que fijarse en las siguientes características:

  1. Rápidas. Suelen ser dietas de semanas, que consiguen perder mucho peso en poco tiempo. El problema es que la recuperación de los quilos puede ser igual o incluso más rápida que la pérdida. Y suelen someter a mucho estrés a nuestro organismo.
  2. Prohíben alimentos. Las dietas que suelen prohibir grupos de alimentos suelen ir seguidas por un efecto yo-yo. Simplemente cuando reincorporamos esos alimentos a nuestra dieta perdemos los logros conseguidos. Además al restringir algunos grupos de alimentos podemos caer en situaciones de falta de nutrientes.
  3. Muy restrictivas. Las dietas deben ser realistas, cuando las dietas son muy restrictivas y limitan demasiado la ingesta de alimentos, sí que se consiguen resultados muy rápidamente, pero son temporales.

Para perder peso saludablemente tenemos que tener en cuenta que las dietas deben ser equilibradas, ajustando el consumo de calorías, pero aportándonos todos los nutrientes necesarios. Además las dietas también deben enseñarnos a mejorar nuestros hábitos alimenticios, así cuando dejamos de hacer dieta, podemos mantener un peso saludable sin obsesiones y sin el temido efecto yo-yo.

--
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *