Los beneficios de las células madre en la piel

Salud

A finales de los 80, las investigaciones sobre la sangre del cordón umbilical dieron con el descubrimiento de unas células que eran capaces no sólo de regenerarse sino también de formar otro tipo de células. Así fue como las células madre comenzaron a ser pilar fundamental de las terapias regenerativas y todavía hoy en día siguen generando grandes sorpresas para los especialistas. Si bien ya es sabido que estas células tienen beneficios para la salud (reparar tejidos envejecidos o dañados permitiendo la aplicación de trasplantes y pudiendo revertir y prevenir enfermedades), además se están descubriendo nuevas fuentes ya que hasta ahora se pensaba que su origen estaba únicamente en la sangre y en el cordón umbilical pero recientemente se ha descubierto que también se encuentran en la grasa. ¿Qué son las células madre? Son células indiferenciadas, autorenovables y progenitoras que, introducidas en otras células, son capaces de adquirir su memoria y entender cómo se desarrollan en el organismo. Generalmente las células de los adultos no se reproducen, no se multiplican, salvo algunas células de la sangre y la piel; y lo que hace que las células madre sean tan especiales es, precisamente, la capacidad que tienen de regenerarse, o convertirse en el tipo de célula donde se injerten, lo que permite que se formen células de uno o más tejidos a partir de ellas. Las células madre se “reprograman” en la especialidad de otras para reparar células de algún órgano que estén dañadas o poder reemplazarlas por algunas que estén en correcto funcionamiento. Beneficios para el rostro:
  • • Poros más pequeños. Cuando se utilizan células madre, los poros se contraen y la piel del rostro luce mucho más suave.
  • • Mejor textura. Si bien los injertos de grasa en el rostro aún son impredecibles, cuando ésta se mezcla con células madre y regenerativas y se inyecta en las capas más profundas de la piel del rostro es posible lograr volumen en algunas zonas. Pocos meses después de aplicado el tratamiento, se evidencia un cambio notorio en la calidad y textura de la piel.
  • • Piel uniforme y sin manchas. Algunas semanas después del procedimiento con células madre es posible comenzar a notar una mejora en el tono y la textura de la piel de la cara porque efectivamente tiene el potencial para rejuvenecer el rostro.
  • • Antiarrugas: las células madre rellenan los huecos y las patas de gallo. En ocasiones son útiles para tratar ciertas deformidades faciales también.
Lifting: El descubrimiento de células madre en la grasa ha supuesto un gran avance para los tratamientos de liftings y levantamientos faciales. Gracias a esta transferencia, proveen volumen y transforman el tono y la textura de la piel. Aunque el procedimiento se está llevando a cabo más en Japón y en Europa que en Estados Unidos, sus resultados son cada vez más prometedores. Si no quieres pasar por el quirófano, hoy en día existen en el mercado una serie de productos de cuidado dermatológico que contienen células madre de origen vegetal entre sus componentes y ayudan a conseguir estos resultados en tu piel.
  • 0 1

  • (1 votes, average: 3,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *