Los anti propósitos de año nuevo

Salud

Tic, tac, tic... La cuenta atrás definitiva para la llegada del año nuevo ha llegado. En poco más de 24 horas cambiamos de año y de ¿hábitos? Seguro que a estas alturas, tienes echa o pensada la lista de propósitos que quieres conseguir en 2016. Seguro, además, que incluye ponerte a dieta, ir al gimnasio, ahorrar, dejar de fumar o trabajar menos.

Desde PromoFarma te apoyamos completamente en estos objetivos de año nuevo y, a lo largo del mes te iremos contando trucos para conseguirlo. Sin embargo, te proponemos otras metas que harán de tu  algo más llevadero y alegre.

  1. Sé más egoísta. Piensa más en ti, en cuidarte, en mimarte y en hacer lo que a ti te hace feliz. Haz una lista de personas que te absorben a energía, de las que siempre tienes que tirar y de las que sólo obtienes quebraderos de cabeza. Después, cuando quieras invertir tiempo en ellas, dedícatelo a ti. A darte un baño, a pasear, a leer o ver una serie. Verás el tiempo que ganas a la semana, incluso podrías ir al gym.
  2. Aprende a estar solo. Sin compañía, sin mascotas, sin nadie. Los seres humanos somos animales sociales, sí, pero siempre hay un día que todo el mundo tiene planes, que nadie quiere ir a ver esa película o que tú tienes vacaciones, pero los demás no. Puedes seguir con tu vida, puedes viajar, ir al cine o quedarte un día en casa sin compañía, y el mundo sigue girando y tus amigos te siguen queriendo.
  3. Aprende a estar solo (versión amorosa). Encontrar pareja suele ser un deseo, una meta y no hacerlo genera frustración. por una parte, por no cumplir el propósito y, por otra, porque el autoestima queda dañado debido a que nos sentimos como Calimero. La pareja, como el móvil, debe ser alguien que te complemente, no que defina qué eres, qué haces o qué sientes.
  4. Aprende a estar acompañado. Leemos que el 88% de las personas no aprueba el uso de teléfonos móviles en reuniones sociales... Que tire la primera piedra quien se ha resistido a contestar un mensaje en una cena de amigos. Uno de los propósitos más importantes que debes intentar cumplir, es estar más conectado a la vida real, a la tangible y menos a las 2.0. La tecnología debe ser un complemento, no el total de nuestra vida. Por respeto a ti y a los demás, deja el móvil en el bolso/abrigo/donde quieras pero no en la mesa.
  5. Di cosas bonitas. Por vergüenza, por timidez o porque nos hemos vuelto seres fríos, nos cuesta comunicarnos con las personas que nos rodean. A nuestros compañeros de trabajo les diremos que se han equivocado en un informe, pero no que esa camisa verde le sienta bien. Pon empeño en equilibrar las balanza o, mejor, que la de los cumplidos positivos sea mayor. A él/ella le sacarás una sonrisa y tú te sentirás mejor.
  6. Quéjate menos. Al igual que las personas tóxicas del punto 1, quejarse quita tiempo, energía y felicidad. En si, quejarse y expresar el descontento hacia algo no es malo. Lo horrible es no hacer otra cosa que estar molesto porque el ascensor no va, el metro está lleno de gente o alguien no ha tirado la basura. Respira hondo, al resto del mundo le da igual. Te recomendamos que leas este experimento, un mes sin quejarse es posible.
  7. Tres cosas buenas al día. Si necesitamos 5 piezas de fruta y verdura al día, necesitamos también buscar las cosas positivas que ha tenido el día. Aunque parezca que ha sido un día normal, o un día horrible. Al llegar a casa, apunta tres cosas buenas. te ayudará a reencontrar la perspectiva y a irte a dormir relajado/a y con un estado de ánimo bueno. Pueden ser cosas sencillas como "el vecino me ha dicho buenos días", "ha sonado una canción que me gusta en la radio" o "he acabado por fin la última temporada de The Good Wife". Si te toca la lotería, claro, también lo puedes escribir.
  8. Limpieza. De contactos, de amigos de FB, de seguidores de TW, de antiguos ligues, de tus ex, de fotografía. Borrón y año nuevo. Te sentirás más libre y, si lo aplicas a todos los pongos de tu habitación, recuperarás metros cuadrados de vida.
  9. Descubre. Un grupo, un autor, un bar, un país, una ciudad. Déjate aconsejar por tus amigos y que te aventúrate a salir de tu zona de confort.
  10. Haz algo por primera vez. Rompe la rutina, la barrera del miedo y lánzate a aprender a tocar un instrumento, a apunarte a teatro o hacer un curso de pastelería creativa. Quizá descubres tu vocación o a personas que sí valen la pena.

¿Se te ocurre alguno más? Apúntalos en una hoja, cuélgalos dónde los puedas ver y ¡Adelante con ellos! Lo mejor, siempre está por llegar ;)

  • 0 1

  • (4 votes, average: 2,75 out of 5)
    Cargando…

Si te ha interesado este artículo, échale un ojo a esto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *