La copa menstrual y la salud femenina

Salud

Seguro que en más de una sobremesa se ha colado como uno de los nuevos temas estrellas y es que no deja indiferente a nadie. La copa menstrual llega pisando fuerte a Promofarma de la mano de Femintimate y con ella otros productos para la salud femenina como accesorios para mejorar el suelo pélvico y complementar los ejercicios de Kegel que ya os explicamos. 

A pesar de que hasta ahora no ha explotado el boom, la copa menstrual empezó a utilizarse en el siglo XIX. Los motivos por los que ahora está en boca de todas tus amigas es, en parte, la conciencia medio ambiental ya que es un producto de higiene íntima reutilizable. La copa menstrual es un recipiente de silicona que se introduce en la vagina y contiene el flujo menstrual en su interior. Cuando está llena, se saca, se lava y vuelta a empezar. Si se cuida bien, puede durar hasta 10 años.

La copa menstrual se usa como si fuera un tampón, debe introducirse plegada y ya en el interior se abre fácilmente y sin necesidad de hacer nada. Para vaciarla, debe sacarse a través de una extensión de la que hay que tirar. Depende del tamaño y del flujo menstrual de cada una, puede durar hasta 12 horas sin necesidad de cambiarla. Cuando se hace, debe lavarse con agua y jabón y, una vez acabado el ciclo menstrual debe esterilizarse hirviéndola. Para todos aquellos que compartáis piso, mejor indicar con que cazo lo hacéis, que luego hay sorpresas.

Principales beneficios de la copa menstrual

Copa- Salud. La silicona es un material en que los gérmenes no se acumulan facilmente por lo que resulta higiénica y, además, no se conoce ningún caso de shock tóxico como el que pueden provocar los tampones. Este rechazo hacia los tampones viene de los blanqueantes y perfumes que se utilizan para su elaboración. Además, pueden generar sequedad debido a que éstos sí absorben la menstruación, a diferencia de la copa que la retiene.

- Medio Ambiente. Al ser un producto reutilizable, la copa menstrual ayuda a producir menos deshechos y a conservar nuestros bosques. Su elaboración, además, es menos contaminante que la de tampones y compresas.

- Comodidad. Si se coloca bien, no produce molestias y, además, puede llevarse por la noche.

- Diferentes tamaños. Para cada mujer, una copa menstrual. Debes tener en cuenta tanto el tamaño de tu vagina como la cantidad de flujo menstrual para elegir la que mejor se adapte a ti.

-Económicas. Como las compresas y los tampones tienen el I.V.A  de los productos de lujo y de la sangre de unicornio, la inversión de la copa menstrual es mínima en comparación de su vida útil (de entre 5-10 años).

Ahora es el momento de probarla y sumarte a esa conversación con tus amigas sobre la copa menstrual. ¿A favor o en contra? Encuentra tu copa y tus productos de higiene íntima en PromoFarma.com.

  • 0 1

  • (6 votes, average: 4,50 out of 5)
    Cargando…

Hay 4 comentarios

  • A este articulo le falta. 1 no “se tira de una extensión” te tiene que eliminar el vacío apachando la copa con los dedos. 2 no se abre “sin necesidad de hacer nada” con los dedos se tiene que ayudar para que se abra. Pero si, la copa es súper comoda. A mi hasta se me olvida que estoy menstruando y en 2 meses aprendí a cambiarmela hasta estando parada en un baño publico y en menos de 1 minuto ya me la coloque. La parte ambiental es un añadido excelente pero lo principal es la comodidad y el echo de que ya no causa ningún tipo de resequedad en la piel porque ya no se tiene contacto de 24 horas entre sangre y piel.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *