Juguetes sexuales de uso terapéutico

Salud

Juguetes sexuales terapéuticos

Los juguetes sexuales han sido durante mucho tiempo un tabú como la masturbación femenina o el orgasmo. Por suerte, poco a poco el uso de juguetes eróticos en las relaciones sexuales se ven como algo complementario y no como una práctica perversa.

Introducir una tercera parte en la ecuación del sexo no siempre es fácil (a pesar de ser un instrumento inanimado) y algunas personas pueden sentirse cohibidas. Algunos hombres, además, creen falsamente que si se necesitan juguetes sexuales es porque no son capaces de satisfacer a su pareja, cuando en realidad este tipo de complementos hace que aumente el placer de la pareja, no sólo el de una parte. Pero más allá de la función lúdica y placentera de los juguetes sexuales, también tienen una función terapéutica.

Función terapéutica de los juguetes sexuales

  1. Las bolas chinas (originarias realmente de Japón) normalmente son dos bolas unidas por un cordón. En el interior de las bolas, se encuentra una de más pequeña que va chocando con la bola que la contiene cuando la mujer está en movimiento. El choque de estas bolas produce una vibración en las paredes de la vagina que provoca la contracción involuntaria y continua de los músculos que la rodean. Además, aumenta la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular.  El uso de bolas chinas refuerza el suelo pélvico y reforzar el tono muscular de la vagina, lo que ayudará también a evitar pérdidas de orina.
  2. El uso de dildos y vibradores puede ayudar a las mujeres con dificultad para llegar al orgasmo tanto sola como en pareja. Aumentan la estimulación de los órganos internos y externos así como facilitan la dilatación y penetración. Por otra parte, el uso de vibradores puede aliviar  algunos de los síntomas de la menopausia gracias a que la vibracióm mejora el riego sanguíneo de la pelvis y mejora el flujo de lubricación natural.

5 Juguetes sexuales para animar la relación de pareja

Si quieres innovar y subir la temperatura entre las sábanas te proponemos 5 juguetes sexuales que pueden encender la llama de la pasión o darle un toque original a tus encuentros amorosos.

  1. Las fundas para penes son un accesorio en forma de cono que se coloca en el miembro masculino en el momento de la penetración. En los hombres, actúa como retardante de la eyaculación y mantiene la erección durante más tiempo. Las texturas de las fundas para penes proporcionan mayor placer y disfrute en las mujeres.
  2. Las bolas anales son similares a las bolas chinas, más pequeñas  y que en este caso se introducen por el ano. Se mantienen en el interior hasta que la pareja ha logrado el orgasmo.
  3.  Los anillos vibradores sería el equivalente de los vibradores para los chicos. Este  tipo de anillos eróticos se colocan en el pene y ayuda a mantener la erección, retardar la eyaculación y sentir placer. También hay versión femenina.
  4. Los masturbadores masculinos en forma de huevo se posicionan como el juguete de moda gracias a sus diferentes texturas interiores. Son juguetes eróticos adaptables a todos los tamaños de penes y en su interior hay diferentes relieves que potencia el placer del miembro masculino. Debe utilizarse con lubricante.
  5. Los lubricantes no son exacatamente juguetes, pero son muy útiles a la hora de utilizarlos. Los lubricamentes permiten una buena penetración cuando la lubricación natural no es suficiente. Además, ayudan al uso de accesorios sexuales.  Hay lubricantes con base de silicona indicados para su uso bajo el agua, los que son con base de aceite no siempre son adecuados para el ph de la piel y existe riesgo de romper el preservativo (y de dejar todo pringado). Por su parte, los lubricantes con base acuosa, no pueden usarse en agua, pero son compatibles con preservativos y con todas las pieles. Pueden usarse también para masajear a la pareja y gracias a los perfumes y sabores, crear un ambiente de lo más sensual.

¿Litos para una noche de placer?

  • 0 1

  • (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *