Hongos en los pies

Salud

Con la llegada del buen tiempo, tenemos más ganas de disfrutar de la piscina, divertirnos refrescándonos y pudiendo escaparnos del calor, pero justamente humedad y calor son dos aliados de los hongos, y pueden complicarnos la existencia produciéndonos picores y enrojecimiento en los pies.

Las infecciones de los pies por hongos son una pesadilla, dejan la piel roja, pican, incluso dan sensación de quemazón y pueden producir descamación de la piel, realmente aparte de antiestéticos son una tortura de la que todo el mundo quiere deshacerse.

Tipos de infecciones fúngicas

Hay distintas infecciones, tanto por los hongos que las causan como por donde afectan, algunas de las más conocidas y recurrentes son:

  1. Pies de atleta, es una infección producida por hongo en la zona del pie, sobretodo suele afectar el cuarto y quinto dedo del pie. También es conocida por el nombre de tiña podal, y deja la piel del pie enrojecida y causa picores.
  2. Tiña de las uñas, está también es una gran conocida, nombrada onicomicosis, es una infección de hongos en las uñas, puede producirse en las uñas de las manos pero es más frecuente en las de los pies. Es más difícil de sufrir que los pies de atleta, pero también es una infección muy extendida y que cuesta eliminar.
  3. Paroniquia, en este caso la infección fúngica afecta a la piel del borde de las uñas, se ve hinchada, enrojecida y suele resquebrajarse. En algunos casos puede llegar a supurar.

En todos estos casos la infección fúngica se ve favorecida por el calor y la humedad que suele haber en la zona de los pies. El calzado cerrado y el sudor en los pies son ideales para la proliferación de los hongos. Por suerte, las infecciones de hongos se pueden tratar siguiendo medidas de higiene y con pomadas antifúngicas. El gran problema de estas infecciones es que son muy resistentes, por ello es bueno que sigas estas recomendaciones para prevenirlas:

Prevención de los hongos en los pies

  1. Limpiar bien los pies con agua y jabón, y después secarlos debidamente.
  2. Usar calzado que permita una correcta ventilación.
  3. Extremar las precauciones en duchas y piscinas, siempre usar chanclas para evitar el contagio de los hongos. La humedad que hay en estas zonas es un paraíso para los hongos.
--
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *