El origen del própolis y sus beneficios durante el resfriado

Salud

En época de resfriados, cualquier remedio casero es bienvenido para aminorar sus síntomas. A menudo nos cuentan remedios caseros para aliviar la garganta o destaponar las fosas nasales. En los últimos años, un ingrediente que prácticamente se ha convertido en imprescindible entre los activos de origen natural es el própolis. Se trata de una sustancia resinosa de árboles y arbustos silvestres, que las abejas extraen con el fín de taponar herméticamente su colmena e impedir que se forme dentro de ella cualquier tipo de infección. El própolis se usa hoy en día por sus propiedades antibacterianas; anestésicas; cicatrizantes; antiinflamatorias y antifúngicas. Pero, ¿tenemos claro su origen?

El própolis es un producto muy interesante que está siendo objeto de numerosos estudios. Esta sustancia, elaborada por las abejas, es conocida por el hombre desde tiempos remotos para la curación de heridas.

Existen dos teorías sobre la procedencia del própolis elaborado por las abejas:

  1. Una teoría dice que el própolis lo recolectan las abejas de más de 15 días que, con sus mandíbulas, toman las partículas resinosas que hay sobre las yemas de diferentes plantas como el álamo, sauce, abedul, aliso, castaño silvestre, pino, enebro y algunas plantas herbáceas. Después de sujetar la partícula resinosa, la abeja mueve hacia atrás la cabeza hasta que logra desprenderla, almacenándola con sus patas en los cestitos del polen. Los encimas de su boca participan también en la operación para evitar su adherencia. Cuando llega a la colmena con la carga, otras obreras le ayudan a descargar el própolis, misión que llega a durar varias horas. Si el material no es bastante maleable, la abeja recolectora se instala en la piquera, donde espera a que el calor del sol ablande la carga y pueda desprenderse mejor de ella. Los vuelos que realiza la abeja desde la colmena a la planta portadora de resina duran de 15 a 20 minutos, y la época de máxima recolección tiene lugar a final de verano.
  2. La otra teoría sobre el origen del própolis manifiesta que se trata de un producto resultante de la digestión del polen y que se efectúa en un pequeño órgano que la abeja posee entre el buche y el intestino medio.

Su composición es sumamente compleja y por este motivo sus aplicaciones son muy diversas. En Medicina humana se han encontrado resultados positivos al usar própolis en el tratamiento de procesos como catarros de las vías respiratorias altas, gripe, sinusitis, otitis, laringitis, bronquitis, asma bronquial, neumonía crónica, tuberculosis pulmonar.

Por tanto, en PromoFarma.com no podíamos ser menos y te ofrecemos un amplio abanico de productos que llevan própolis, este compuesto que te ayudará a hacer más agradables estos difíciles días de malestar.

  • 0 1

  • (2 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Hay un comentario publicado

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *