El efecto antidepresivo de los ácidos Omega-3

Salud

Los ácidos Omega 3, aparte de ser un excelente complejo alimenticio para reducir el colesterol y los triglicéridos, también son muy beneficiosos para los estados de ánimo y la función cognitiva. Existen gran cantidad de pruebas que demuestran que los ácidos grasos Omega-3 pueden ayudar a mejorar el funcionamiento cerebral.

¿Es posible que comer más Omega-3 realmente refuerce el estado anímico? La respuesta, basada en las recientes pruebas científicas y clínicas, parece ser un cauteloso “sí”.

¿Qué son los ácidos grasos Omega 3?

Éste es un ácido graso de los llamados “esenciales” porque el organismo no puede sintetizarlos, sino que es necesario que se obtesngan a partir de la alimentación.

Un estudio noruego de casi 22.000 participantes reveló que aquellos que regularmente tomaron aceite de bacalao, que es rico en ácidos grasos omega-3, eran aproximadamente un 30% menos propensos a tener síntomas de depresión que aquellos que no lo hicieron. Cuanto más tiempo los participantes tomaron aceite de bacalao, menos propensos eran a tener altos niveles de depresión.

Los ácidos grasos Omega-3 también pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo en aquellos que ya sufren de depresión.

No hay receta médica ni milagro para prevenir o curar la depresión, pero hay alimentos  que ayudan a prevenirla o aliviarla. Lo ideal es mantenerse activo e incluir en la dieta los siguientes alimentos que tienen altos niveles de ácidos grasos omega-3:

  1. Pescados grasos: caballa, arenque, atún, anchoas, salmón, sardinas, semillas de lino, aceite de colza, nueces, verdolaga, espinacas, alga espirulina y berros.
  2. Alimentos de origen vegetal: germen de trigo, germen de avena, avellanas, espinaca y tofu.

La depresión está asociada con niveles anormalmente bajos de Omega 3 en los tejidos celulares. Aunque no se conocen muy bien las razones, el Omega 3 parece ser clave en numerosos trastornos psicológicos y psiquiátricos, en combinación y en ausencia de medicación, como en depresión, esquizofrenia, trastorno por déficit de atención, demencias, etc.

Al ir cayendo los niveles de ácidos grasos, suben los niveles de depresión. En países donde se consume pescado con frecuencia, los niveles de ácidos grasos Omega-3 son altos y los niveles de depresión son bajos, incluso en zonas del mundo donde no hay mucha luz solar.

Los científicos no saben exactamente cómo los Omega-3 protegen frente a la depresión, pero sí saben que las grasas son importantes para la salud de las neuronas o células cerebrales. Así que ya sabes, si quieres conservar el buen humor, no hay nada mejor que una dieta llena de Omega 3.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *