El amor nos transforma el cerebro

Salud

Empieza el mes de amor. Nos acecha San Valentín y si llevamos una temporada sin pareja, puede ser que empecemos a necesitar una por el simple hecho de que los corazones y los packs románticos nos acechan en cada esquina. Love is in the air que dice la canción y cuando el amor fluye en el ambiente, nuestro cerebro se transforma aunque nos neguemos a ello y repitamos que tener pareja no nos cambia.

¿Cómo nos afecta el amor al cerebro?

Salud Sexual_DurexEl amor afecta como una droga, literalmente. Un estudio realizado por la investigadora Stephanie Ortigue, de la Universidad de Syracuse en Nueva York, explica que enamorarse puede provocar una excitación y una sensación de euforia similar a la del consumo de cocaína, también de que afecta a áreas intelectuales del cerebro y hace que no puedas sacarte a esa persona de la cabeza. Esta obsesión es causada por la disminución de niveles de serotonina -un neurotransmisor encargado de enviar señales nerviosas a través de las neuronas y que regula el estado de ánimo de las personas-, una situación frecuente en personas con trastornos obsesivo-compulsivos.

Otros neurotransmisores que se ven afectados con la aparición del amor. La dopamina provoca sentimientos de euforia, mientras que la adrenalina y la norepinefrina hacen que el corazón lata con fuerza y nos quitan el sueño. Así, nuestro cerebro se convierte en un coocktail de sustancias químicas que nos hace sentir alegres, animados y felices.

Además, las personas que sufren amor romántico o maternal, pierden la capacidad de criticar a sus parejas -o descendentes-, son incapaces de ver sus defectos y, por tanto; digamos que el amor les vuelve ciegos.

¿Existe el amor a primera vista?

Investigadores del Colegio Trinity de Dublín encontraron que el cerebro hace un juicio rápido sobre la atracción física en cuestión de milisegundos. Cuando vemos una cara nueva, evaluamos su atractivo físico y, en sólo una quinta parte de un segundo, nuestra corteza prefontal decide si esa persona es compatible con nosotros o no. Si una quinta parte de segundo no es un flechazo ¿Qué es?

Cuando sucede un flechazo, sientes ganas de acercarte a la otra persona, de tener contacto con ella y aparecen las más que conocidas mariposas en el estómago. Este fenómeno, en realidad es mucho menos romántico, pues las consquillas que sentimos no son otra cosa sensaciones viscerales y son tan reales como los cólicos o ardores de barriga que, en ocasiones, acompañan los eventos desagradables como los nervios antes de un examen.

Todos estos mecanismos, actúan de la misma manera cuando aparece el desamor. Las mismas áreas del cerebro que nos dieron alegría, placer y felicidad, nos hunden en la miseria. Los neurotransmisores que antes nos provocaban euforia, caen en picado y hace que podamos tener malestares físicos, la presión y la frecuencia cardíaca alterada y el corazón roto.

Así que aprovecha cuando los neurotransmisroes están on fire y disfruta del amor, las mariposas y de tu pareja.

  • 0 1

  • (2 votes, average: 3,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *