Descubriendo las dietas hiperproteicas

Aunque parece que ya lo tenemos olvidado, el verano ha terminado hace muy poquito y los kilos de más que ganamos en la época estival siguen acompañándonos en esta nueva época del año. Por si eso fuera poco, la navidad ya empieza a calentar motores y nuestros estómagos empiezan a echarse a temblar con sólo ver los turrones y los polvorones en las estanterías del super.

Por todo eso,  somos muchas las mujeres, y los hombres, que buscamos perder unos kilitos y sobretodo, sentirnos bien. Si bien es verdad que hoy en día existen un montón de dietas que prometen esos resultados, nosotros queríamos hablar hoy sobre las dietas hiperproteicas.

¿En qué consiste la dieta hiperproteica?

Se trata de una dieta baja en calorías, con bajo contenido en  hidratos de carbono y grasas, y una mayor proporción  de proteínas que la dieta habitual.

La dieta hipocalórica e hiperproteica ha demostrado, en numerosos  estudios clínicos, un gran potencial en la pérdida de peso, siendo más eficaz que la dieta “hipocalórica clásica”.

En esta dieta el objetivo principal es: evitar el hiperinsulismo, que se define como un exceso de insulina; es decir, la insulina es una hormona segregada por una glándula (el páncreas), la función de esta insulina es captar los azucares (glúcidos) y almacenarlos. Así que, cuando uno ingiere una cantidad elevada de azúcar (glúcidos), se fabrica más cantidad de lo normal de insulina para poder neutralizar estos azúcares (glúcidos) y almacenarlos como grasas (lípidos), siendo éste el fenómeno de acumulación de masa grasa.

En definitiva, la clave de las dietas hiperproteicas es reducir los aportes de grasas y aumentar el consumo de proteínas que, combinadas con carbohidratos, aumentarán nuestra resistencia física y mejorarán nuestros entrenamientos.

¿Qué conseguimos?

El seguimiento de una dieta hiperproteica aumenta nuestro gasto calórico (ya que el organismo demora más en digerir las proteínas), y además debido a que el proceso digestivo es más lento incrementa nuestra sensación de saciedad, perdiendo no sólo peso, sino eliminando la grasa de nuestro organismo y ayudando a una mayor definición de nuestra musculatura. Además, las proteínas contribuyen a la recuperación post-entrenamiento y nos ayudan durante la realización de ejercicio.

Al igual que en las demás dietas es recomendable seguir una alimentación variada. Los alimentos de una dieta hiperproteica deben ser los mismos que en una dieta equilibrada.

-Cereales y/o patatas todos los días.

-Los carbohidratos aumentan nuestra resistencia física y son esenciales en la dieta de todo deportista.

Salud, ,
  • Seguir
    • PromoFarma

    • El equipo de contenidos del Blog de PromoFarma.com incluye personas de orígenes muy variados que tienen en común la preocupación por tu bienestar. Desde farmacéuticos a periodistas pasando por publicistas y diseñadores web queremos promover hábitos de vida saludables, enseñarte trucos para estar perfecta o aconsejarte para que disfrutes de los pequeños placeres de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *