Cuidar tus pies: también desde casa

Salud

Si tú también estás soñando con que llegue el calor, te vamos a recordar algo que tal vez te saque de tu ensoñación: los pies. Y es que, efectivamente, ahora es el momento de comenzar a preparar los pies para el verano. Una pedicura profesional te hará lucir unos pies preciosos, pero has de saber que con un poco de cuidado y mimo en casa puedes conseguir unos pies igual de bonitos.

Por ello, vamos a hacer un pequeño resumen con algunos de los pasos a seguir si quieres poner tus pies a punto.
  1. Para comenzar: Es el momento de recolectar todo lo necesario. Coge con una palangana con agua tibia, una toalla y todos los utensilios que necesites. Comprueba si las piedras pómez, las tenacillas, las tijeras y las limas están en buen estado. Elije el tono de laca para uñas que deseas usar, coge compresas de algodón, etc... Júntalo todo para que no tengas luego que ir buscando cosas cuando ya te encuentres en plena pedicura.
  2. Uñas limpias: el primer paso será eliminar la laca de uñas gastada. Para ello se recomienda el uso de un disolvente para laca de uñas sin acetona, dado que ésta podría resecar las uñas y provocar así grietas en los pies.
  3. A remojo: Pon los pies en agua durante unos 15 minutos con agua tibia y con algun líquido o sustancia especial para empapar los pies o aceites.  Este procedimiento ablandará tus pies para permitir una eliminación más fácil de piel seca y muerta y además resulta muy relajante y agradable.
  4. Seca: No olvides las zonas situadas entre los dedos de los pies, dado que se trata de puntos de recolección de suciedad y bacterias. Sécalas a fondo y pasa a través de ellas la esquina de una toalla.
  5. Dar Forma: La conservación de las uñas en buen estado no debe ser pasado por alto. Las uñas largas pueden dañar los calcetines o medias e incluso cambiar el modo de andar. Ten cuidado al recortar las uñas, dado que cortar demasiado puede causar uñeros. No las recortes o limes más de un trozo diminuto abajo de la pared lateral; la forma de la uña debe reflejar la curva natural de la cutícula. Seguidamente, lima los bordes suavemente.  Si las uñas de los dedos de los pies tienen una estructura, puedes utilizar una lima de uñas para nivelarla en cierta medida. Si   deseas eliminar las cutículas no las cortes, dado que podría lesionarlas; en su lugar, empújalas hacia atrás suavemente, procedimiento que se facilitará después de un baño de pies
  6.  Alisa la materia de lado a lado: Los pies blandos son tan importantes como un pulimento impecable, dado que la eliminación de sus callosidades con regularidad ayudará a prevenir la formación de placas cutáneas más gruesas y, posteriormente, incluso grietas. Conseguirlo exige algo de trabajo y dedicación. Puedes usar piedra pómez o una lima con superficie metálica para acabar con las callosidades. Además, en las farmacias podrás encontrar calcetines que te permiten realizar un peeling químico de la manera más cómoda y que consiguen acabar con las callosidades y durezas
  7. Hidratar: Llega el momento de darles a tus pies cierto mimo. La aplicación de un hidratante ayuda a que la sensación en tus pies sea blanda y lisa. Teniendo en cuenta que la  piel de los pies es más gruesa, tenemos que repetir con la crema hidratante y aplicar una que sea de hidratante intensa con un buen masaje. Este procedimiento no es sólo muy relajante y estimulante de la circulación de los pies, sino que contribuirá también a la penetración de la crema.
  8.  Colorear: Colorear bien unas uñas requiere dedicación y conocer algún que otro truquito. Para ello, en primer lugar, asegúrate de retirar de las uñas los residuos de la loción usando un disolvente de laca sin acetona. Antes de aplicar la capa base, las uñas deben estar perfectamente secas y sin restos de loción. Para evitar que la laca de las uñas se ensucie, desliza entre los dedos de los pies un par de separadores esponjosos.

Extiende una capa base para evitar que la laca de uñas cambie la coloración de las uñas. Asimismo, proporciona a las uñas de los dedos de los pies un toque de laca de vez en cuando. Manteniéndolas pintadas constantemente pueden llegar a cambiar de coloración, especialmente cuando utilices tonos oscuros de laca de uñas.

¡Hemos terminado! ¿A que se ven preciosos vuestros pies? Con un poco de mimo y aplicando una crema hidratante al menos dos veces por semana, podremos lucir una buena pedicura durante un periodo prolongado.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *