Cómo proteger tu piel en la nieve

Deportistas, Salud

deporte_inv3_post

Muchos esperan impacientes la llegada del invierno y las bajas temperaturas, que traen consigo emocionantes deportes de montaña, como el esquí o el snow, y que permiten disfrutar de la nieve, la naturaleza y de los mágicos paisajes que nos regala esta estación del año.

Es una de las épocas más deseadas para los que disfrutan de los deportes de nieve y montaña, además del esquí o el snow, existen multitud de deportes que pueden realizarse durante esta época, como el alpinismo o el patinaje sobre hielo, entre muchos otros.

Debido a las bajas temperaturas y a otros factores ambientales como el viento y la altitud, los deportes de alta montaña pueden llegar a convertirse en un riesgo para nuestra piel. El frío y el viento deshidratan la piel, causando tirantez, enrojecimiento y agrietamiento en el rostro y los labios principalmente, ya que son las zonas más expuestas a los factores climatológicos más extremos, y que sumado al exceso de luz solar y al poder reflectante de la nieve harán que la piel se vuelva aún más sensible y vulnerable, facilitando la aparición de quemaduras. Por eso es muy importante tomar algunas medidas preventivas para proteger nuestra piel de las radiaciones y quemaduras solares cuando realizamos este tipo de actividades al aire libre.

Como proteger la piel en la nieve

Al igual que utilizamos protección para exponer nuestra piel al sol durante el verano, también debemos aplicar cremas solares con protección muy alta si realizamos deportes extremos de alta montaña o actividades al aire libre a una altitud elevada en invierno, como esquiar o realizar rutas de alta montaña, que protejan nuestra piel del exceso de radiación solar, que puede causar serios daños en la piel, en los labios e incluso en los ojos. Para evitar que el sol dañe nuestra piel mientras realizamos deportes, además de las cremas solares faciales, existen eficaces protectores solares para nariz y labios que evitarán que se agrieten y se quemen, al igual que debemos utilizar gafas de sol especiales para evitar que el sol y la nieve puedan causarnos problemas oculares en el futuro.

Junto al factor ambiental también debemos tener en cuenta el aumento de altitud, debido a que la capa atmosférica que nos protege de la radiación solar, absorbiendo y dispersando los rayos UV, es más fina que a nivel del mar, y un 40% más peligrosa, por lo que el riesgo de sufrir quemaduras debidas a la sobreexposición solar será mayor. Al aumentar extremadamente la altitud, también se produce la llamada hipoxia, o mal de montaña, una deficiencia de oxígeno que deja la piel con un tono azulado o morado, además de anular el mecanismo de defensa cutánea, permitiendo que el sol, el frío y el viento afecten aún más a la salud de la piel. Por eso es muy importante utilizar ropa de abrigo cómoda e impermeable, que sea especialmente diseñada para la nieve o la montaña, además de guantes y gorros, dependiendo del tipo de deporte que vayamos a realizar.

deportes_inv1_post

Practicando otros deportes de alta montaña como el senderismo o el runnig también podemos llegar a sufrir quemaduras causadas por la radiación solar, aunque parezca que el día está gris podemos correr el riesgo de dañar aún más nuestra piel, ya que las partículas de agua acumuladas en la atmósfera, en la niebla e incluso en las las nubes reflejan el 80% de los rayos del sol, aumentando el efecto de los rayos ultravioleta, y por lo tanto el daño que pueden llegar a causan en la piel.

Consejos para proteger la piel de los niños en la nieve

Los niños suelen ser los que más disfrutan de estos momentos, juegan con la nieve y se exponen a las bajas temperaturas sin temor a congelarse. Aunque debido a su fisiología, los niños son más propensos a perder calor corporal que los adultos, y pueden no sentir el frío o no percatarse de los primeros síntomas de hipotermia. Por eso es recomendable utilizar ropa de abrigo especial para la nieve o la montaña, que sea térmica e impermeable, además de gorros, guantes y gafas de sol.

deportes_inv2_post

Además de ropa de abrigo, es muy importante aplicar protección solar muy alta, tantas veces comos sea necesario, ya que la piel de los niños es mucho más fina y sensible, y pueden llegar a sufrir quemaduras más severas, que puedan afectar seriamente a su salud dérmica. También es recomendable que beban mucho líquido y tomen algún tipo de alimento mientras realizan deporte, como frutos secos o barritas energéticas infantiles, que les aportarán energía para disfrutar de todo el día.

Con los deportes de inviernos la diversión está asegurada, ayudan a reducir el estrés y a mejorar nuestro estado de ánimo, aunque siempre debemos tener en cuenta las graves consecuencias que puede llegar a tener el hecho de no protegernos adecuadamente, como las posibles quemaduras y los daños que pueden causar a largo plazo, principalmente en la piel y en la vista, como arrugas, manchas y el envejecimiento prematuro de la piel.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *