Cómo preparar la piel para el sol

Salud

Cuidado Piel en primavera

Nuestra piel, que constituye el órgano más extenso de nuestro cuerpo, necesita una serie de cuidados habituales durante todo el año y otros que podemos realizar en épocas determinadas. Evidentemente, va a depender mucho del estado previo de la piel de la cual partimos, de la edad, del fotoenvejecimiento previo, pero si tenemos en cuenta una serie de principios básicos, lograremos mejorar la calidad cutánea. La Dra. Lola Bou Camps, dermatóloga y miembro de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología), nos da la pauta para cuidar nuestra piel en primavera.

Consejos para una piel radiante

  1. Fotoprotección, depilación y tratamientos reductores. En los primeros meses templados es fundamental el uso de fotoprotectores todos los días, aunque no se vaya a la playa, y preparar al máximo la piel para contrarrestar los efectos negativos de los rayos ultravioletas del sol. También es bueno en esta época del año,  planificar bien las sesiones de depilación, mesoterapia corporal, tratamiento de estrías y obesidades localizadas. Todo ello acompañado de dieta saludable, controlando la ingesta diaria de calorías.
  2. Exfoliación: Después del frío invernal, la piel suele sentirse más seca y apagada. Para suavizar las piernas y los brazos, conviene usar un exfoliante refrescante que eliminará las células muertas y, a continuación, debemos hidratar la piel con un aceite para dar luminosidad. Los productos con ácidos grasos omega-3 y omega-6, almendras o aceite de jojoba, protegerán la superficie y proporcionarán una hidratación duradera. Exfoliación de la piel
  3. Hidratación. En cuanto suben las temperaturas, la piel necesita menos lípidos y, sin embargo, requiere más hidratación y humedad. Puesto que la superficie no se secará tan rápidamente, aquellas cremas hidratantes más ligeras, en líquido, suero o gel, serán los grandes aliados. Enriquecidos con antioxidantes y vitaminas, estos productos son capaces de proteger la piel de factores externos. Por otro lado, los minerales calman aquellas pieles más sensibles y mejoran las funciones celulares. Si tu piel sufre irritaciones, recurre a los productos sin conservantes ni parabenos.
  4. Nutrición estacional: Para tener una piel 100% sana, la alimentación adecuada es tan importante como una rutina de cuidado diaria. El aliado perfecto: los carotenoides. Estos pigmentos naturales son responsables de los colores vibrantes de una gran cantidad de frutas y verduras como zanahorias, batatas, mangos y tomates. No sólo pueden mejorar el color de la piel, sino que también son capaces de enriquecer su nivel de antioxidantes para combatir los radicales libres. La lechuga romana contiene una gran cantidad de vitamina A y puede mejorar la renovación celular para aumentar la luminosidad de la piel; las almendras son ricas en vitamina E, un potente antioxidante e hidratante. Por su lado, las nueces contienen grasa omega-3 para mantener la piel húmeda y flexible; y el aguacate posee un alto contenido de ácido oleico que ayuda a hidratar la piel.

Consejos de fotoprotección

    • Proteger la piel con fotoprotectores de aplicación tópica y ropa adecuada siempre que realice actividades al aire libre incluso en días nublados.
    • Aplicar el fotoprotector al menos media hora antes de exponerse al sol.
    • Evitar exponer al sol a los niños menores de 3 años.

Aplicar el fotoprotector de forma periódica, cada dos horas y después de cada baño.

  • Evitar la exposición al sol entre las 12.00 y las 16:00 horas, es cuando la incidencia de radiaciones solares es mayor.
  • Complementar el fotoprotector tópico con suplementos orales ricos en antioxidantes.
  • Aplicar crema hidratante sobre la piel tras la exposición al sol.
  • Hay que proteger también los ojos frente a la radiación solar, se aconsejan gafas con cristales homologados que reflejen la radiación ultravioleta.

 
  • 0 1

  • (1 votes, average: 4,00 out of 5)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *