Cómo frenar el colesterol en 5 pasos

Salud

ColesterolBueno

El colesterol es un lípido que forma parte de la estructura de las células, es precursor de la vitamina D - que metaboliza el calcio- y también de las hormonas sexuales, entre otras funciones. Así, te preguntarás: si es tan bueno, ¿por qué debemos reducirlo? Porque el exceso de colesterol se convierte en un factor de riesgo para la salud cardiovascular ya que cuanta más colesterolemia, más posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular. Cuando la colesterolemia supera los 200mg/dL - el nivel normal- se habla de hipercolesterolemia.

¿Qué es el colesterol bueno y qué el colesterol malo?

  1. El LDL, colesterol de baja densidad o, más popularmente conocido, como colesterol malo, es el encargado de transportar el colesterol nuevo del hígado al corriente sanguíneo, así que hace más fácil que se acumule en las arterias y dé problemas.
  2. El HDL, colesterol bueno o de alta densidad, es el encargado de transportar el colesterol nuevo des del torrente sanguíneo al hígado para almacenarlo o hacía las vesículas biliares para excretarlo.

¿Por qué aparece el colesterol malo?

  1. Abuso de grasas saturadas como los lácteos enteros, la mantequilla, carnes rojas, bollería industrial o los embutidos.
  2. El aceite de coco y de palma.
  3. Antecedentes familiares (hipercolesterolemia familiar).
  4. No practicar deporte regularmente.
  5. Sobrepeso.
  6. Problemas de tiroides.
  7. Problemas renales.
  8. Consumo de alcohol y tabaco
  9. El estrés.
  10. La edad.

Consejos para reducir el colesterol

Bajar el colesterol

  1. Identifica las grasas perjudiciales para tu salud y sustitúyelas por las beneficiosas: la mantequilla, los lácteos enteros y las carnes grasas suben nuestros niveles de colesterol LDL (malo). Elimina estos alimentos de tu dieta e introduce grasas buenas (HDL) como el aceite de oliva, los frutos secos, el aguacate, las legumbres o el pescado azul.
  2. Come más fibra: Sustituye el pan, la pasta y los cereales por su variedades integrales, ricas en fibra y recuerda comer mucha fruta y verdura.
  3. Evita la sal: Reduce el consumo de sal a no más de 5 g. al día y condimenta tus platos con sabores aromáticos, especias y cítricos.
  4. Incluye tu dosis de esteroles vegetales a tu dieta: productos como la fruta, la verdura, los frutos secos, las semillas y los cereales contienen esteroles vegetales -compuestos similares al colesterol, pero de origen vegetal que reducen la absorción de este compuesto graso en el intestino.
  5. Practica deporte: 30 minutos de ejercicio diario es suficiente para mantener tu cuerpo activo y ayudar a cuidar de tu salud. Subes escaleras, da paseos, utiliza menos el coche y baila siempre que suene una canción que te guste e la radio.
 
  • 0 1

  • (2 votes, average: 2,00 out of 5)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *