Cómo cuidar los músculos y las articulaciones con aceites esenciales

Salud

Los músculos y las articulaciones nos permiten hacer todas las actividades que realizamos a lo largo del día. Desde coger la taza del café que nos va a despertar por la mañana, a teclear en el ordenador o seguir la clase de steps en el gimnasio. El paso del tiempo y un exceso de actividad física harán que músculos y articulaciones sufran y sean propensos a lesiones, dolor y rigidez.

Además, en ciertas articulaciones se suelen depositar desechos y toxinas que nuestro cuerpo almacena ahí para evitar hacerlo en órganos esenciales como el corazón o el hígado. De ahí salen enfermedades como la artritis y la gota. Se recomienda optar por una dieta alcalina, rica en antioxidantes y hacer curas de desintoxicación dos veces al año.

Aceites esenciales analgésicos contra el dolor

Cuando el dolor ha aparecido en las articulaciones o los músculos, una manera natural de tratarlo es a través de los aceites esenciales que con sus principios activos pueden ayudar desde diferentes frentes. Son eficaces para curas de desintoxicación, la descongestión de las articulaciones, bajar la inflamación y calmar el dolor.

Para calmar el dolor existen los aceites esenciales analgésicos que tienen afinidad por el tejido muscular y articular. Pueden tomarse por vía oral o tópica, sin embargo ésta última es más efectiva. Si se opta por la vía oral el recorrido es demasiado largo (primero deben llegar al intestino, luego ha de absorberse, pasar a la sangre y, luego al aparato locomotor) y retrasaría la acción terapéutica; en cambio, si los aceites esenciales analgésicos se aplican directamente en la piel su absorción y recepción será mucho más rápida.

Otra de las ventajas de la aplicación tópica de los aceites esenciales es que algunos efectos de los antinflamatorios típicos como las molestias gástricas, la subida de tensión o la acumulación de toxinas en el hígado o el riñón, desaparecen.

Algunos aceites esenciales son irritantes, por eso la aplicación recomendada de éstos es diluirlos con un aceite vegetal. La aplicación del aceite vegetal debe ser suficiente para abarcar toda la zona con dolor y, después, añadir 2-3 gotas de aceite esencial repartido por toda la zona y aplicando un suave masaje. Según el dolor, el número de aplicaciones será mayor o menor, pero se recomienda unas tres veces al día.

¿Qué aceites esenciales son más eficaces contra el dolor?

  1. AE de gaulteria: Perfecto para tratar tendinitis, epicondilitis y otras patologías similares. Antiinflamatorio y analgésico, no indicado para embarazadas ni mujeres en período de lactancia, tampoco para alérgicos a la aspirina o a los AINES ni en menores de 6 años.
  2. AE de eucalipto azul: Alternativa a la gaulteria para pacientes que no puedan emplearla. Especialmente útil en caso de artritis.
  3. AE de romero quimiotipo alcanfor: Relajante muscular y analgésico, indicado para las contracturas musculares, la tortícolis y otro tipo de dolores. Tampoco apto para las embarazadas, mujeres en período de lactancia o menores de 6 años.
  • 0 1

  • (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *