Cómo controlar tu peso en vacaciones

Salud

Preparaste tu cuerpo para la Operación Bikini  y así  poder estrenar el bañador o el bikini que querías, ahora queda lo más difícil: controlar el peso. En las vacaciones desconectamos de todo, es la excusa perfecta para comer de más, nos olvidamos de contar las calorías y pasamos más tiempo picando algo o tomando una cervecita. Pero por otro lado, las vacaciones también pueden ser una oportunidad para bajar de peso, tienes tiempo de preparar tu dieta y hacer ejercicio.

Empieza planificando tu día, puedes comenzar con qué y dónde comer siguiendo tu dieta, sin pasar hambre o saltarse alguna de las comidas por haber comido un trozo de pastel de más, sigue con tu rutina alimentaria y listo. Hay que hacer un máximo de 5 comidas al día pero sin excederse del límite calórico.

Una buena alimentación

Prepara un buen desayuno para tener energía todo el día, las comidas tienen que ser normales y las cenas ligeras. Come diariamente vegetales y 2 piezas de frutas. Estas pueden ser geniales para comer entre horas, llevarlas a la playa o yendo de viaje, sobre todo para sustituir a los helados o tartas de los postres. Si buscas otro aperitivo para comer entre horas, puedes escoger barritas saludables o frutos secos, ricos en fibra y sacian el antojo por el dulce.

Evita los fritos a toda costa, es más recomendable comer platos que contengan pescado y marisco que son beneficiosas para el corazón.

Ten cuidado con las bebidas que tomas, evita las bebidas carbonatadas y la ingesta de alcohol. Una sola copa puede tener muchas calorías, puedes sustituirla por licores sin alcohol. Lleva siempre contigo una botella de agua para estar siempre hidratado y facilitar la digestión, recuerda que hay que beber diario unos 2 litros de agua. Si te apetece algo diferente puedes optar por una limonada o un zumo natural.

Puedes agregar a tu dieta un inhibidor de grasas como el chitosán. Es una fibra natural que se obtiene del caparazón de los crustáceos y  un eficaz bloqueador de grasas evitando que estas puedan ser absorbidas por el organismo. Para que haga efecto no puedes dejar de comer equilibradamente y haciendo ejercicio de forma regular.

 

Mantente en movimiento

En tu planificación no puede faltar el ejercicio, pasarse con la comida es igual de dañino como la falta de ejercicio. No hace falta tener que ir al gimnasio, con tan solo moverte diariamente ya es suficiente;  Ir a todas partes caminando, subir escaleras, correr…

Si estas de vacaciones puedes buscar actividades para hacer como excursiones, visitas a parques, deportes acuáticos, paseos en bici. Hay mil cosas que podrás hacer junto con tu familia o amigos. Incluso puedes averiguar si tu hotel tiene instalaciones tal como piscinas o pistas de tenis para ejercitarte media hora al día.

Para conseguir tu objetivo solo hace falta que seas constante. Mantén una buena alimentación y no olvides ejercitarte, esto hará mantenerte en tu línea en estos días que son más difíciles por las tentaciones que nos rodean.

  • 0 1

  • (2 votes, average: 3,50 out of 5)
    Cargando…

Hay 4 comentarios

  • Hola, está muy bien el artículo pero no entiendo por qué solo lo ilustran imágenes de mujeres. La dieta saludable no debería confundirse con cumplir unos determinados modelos de cuerpo que le exige una sociedad machista a las mujeres con nombres como “operación bikini”.

    • Hola Anna,

      Estoy de acuerdo, es una tendencia generalizada e intentamos ampliar el repertorio de imágenes y soporte visual… ¡Tomamos nota! Gracias por tu comentario 😉

    • ¡Hola, Bea!

      Muchas gracias por tu comentario.

      ¡Esa es la clave! Teniendo unos buenos hábitos de alimentación durante todo el año y realizando un poco de ejercicio físico conseguiremos mantener nuestro cuerpo en buen estado 🙂

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *