Cómo controlar los síntomas de la menopausia

Salud

menopausia_post1

Los síntomas de la menopausia más comunes y reconocibles son los sofocos, sudores y palpitaciones, los dolores de cabeza , insomnio, sequedad vaginal, osteoporosis y cambios emocionales que pueden acabar en depresiones transitorias. Estos indicios no aparecen de un día para otro, ni todos de golpe ni en la misma intensidad. Tampoco son las únicas manifestaciones de la menopausia: puede ganarse peso más fácilmente ya que los ovarios fabrican menos hormonas femeninas. La grasa que se acumulaba en caderas y muslos pasa al abdomen lo que junto con la retención de líquidos, se tenga la sensación de estar hinchada todo el tiempo.

Además, a nivel vital, es una época en que la mujer se enfrenta a muchos cambios en la vida que pueden acentuar los síntomas propios de esta etapa. Es una etapa en que familiarmente, los hijos -si se tienen- empiezan a independizarse y el nido se queda vacío, nace entonces un sentimiento de soledad y desubicación que incluso puede acabar en divorcios. Laboralmente, es una época confusa en que por una parte, la mujer puede sentirse estancada, puede haber sido sustituida o relegada de sus funciones por personas más jóvenes o necesite un cambio. Todo ello contribuye a situaciones de estrés y fatiga.

La premenopausia y sus señales

Como te hemos indicado, la menopausia no llega de un día para otro. No te levantas y de repente se te ha ido el periodo o tienes bochornos. La premenopausia es el paso previo a la menopausia en que el cuerpo empieza a producir menos hormonas sexuales (progesterona y estrógenos) y que empieza unos cuatro años (aunque puede durar hasta siete) antes de a retirada total del periodo, sobre los 40-50 años. A causa de esto:

  • Las reglas se vuelven irregulares, cortas y abundantes
  • Dolor e hinchazón en los senos
  • Dolor de cabeza y migrañas
  • Insomnio
  • Mareos
  • Sofocos
  • Aumento del deseo sexual a causa de las variaciones hormonales

La premenopausia termina cuando el flujo menstrual no ha aparecido durante 12 meses. Entonces, puede decirse que ha llegado la menopausia. Hasta entonces, la posibilidad de embarazo existe ya que las hormonas sexuales aunque en menor medida, se siguen produciendo.

El paso a la menopausia

La menopausia es el cese completo de la menstruación. Así, pasados 12 meses sin ningún flujo menstrual, se considera que se ha acabado la premenopausia para entrar de lleno en la menopausia. Los síntomas de la premenopausia se mantienen o aseveran. Además, lo cambios físicos en los genitales también son más notables. Entre el 40 y el 55% de las mujeres menopáusicas pierden grasa subcutánea en los labios mayores y menores de la vulva y la mucosa vaginal se atrofia, por lo que la lubricación se reduce y provoca incomodidad cuando se mantienen relaciones sexuales. Por otra parte, el pH de la vagina se vuelve más alto y aumenta la posibilidad de infecciones de orina.

Modificando algunos hábitos, el proceso menopáusico puede controlarse y reducir los efectos y las molestias.

  1. Dieta. Durante la menopausia deben evitarse los alimentos con grandes  cantidades de cafeína y las bebidas carbonatadas que contienen fósforo y pueden aumentar la pérdida de hueso. También debe reducirse la ingesta de azúcar porque éste limita la capacidad del hígado para metabolizar el estrógeno, lo mismo sucede con la carne de vaca, cerdo y pollo. Para mantener a raya el colesterol, incluye alimentos ricos en omega 3 y proteína de soja. Para combatir la osteoporosis, refuerza el consumo de calcio y vitamina D. menopausia_post2
  2. Ejercicio. Practicar deporte regularmente ayuda a prevenir y reducir la pérdida de hueso, a controlar el peso, a canalizar le estrés y mantener un mejor humor.  Un estudio publicado en la revista Menopausia y realizado por la Sociedad Norteamericana de la Menopausia en más de 6.000 mujeres, indica que un 16,1% de las mujeres con hábitos sedentarios reconocen tener síntomas menopáusicos severos, mientras que solo un 10,6% de las activas los tienen.
  3. Aceite de Onagra. Este aceite es un gran aliado para la salud de la mujer. El aceite de onagra es rico en ácidos grasos esenciales polinsaturados y su contenido en fitoestrógenos es eficaz en el tratamiento se sofocos, sequedad en las mucosas y la retención de líquidos.
  4. Kegel. Los ejercicios de Kegel fortalecen el suelo pélvico y luchan contra la atrofia de la pared de la vejiga y la uretra. Útiles para controlar la incontinencia y mejorar las relaciones sexuales.

¿Se puede retrasar la menopausia?

En Europa, la media en que la mujer entra de lleno en la menopausia son los 51 años. Esta edad lleva estable varios años y tiene tendencia a alargarse gracias a que cada vez las mujeres se cuidan más y mantienen unos hábitos de vida saludables. Si bien la herencia genética juega un papel importante, algunas acciones pueden ayudar a retrasar la menopausia y mantener la producción de estrógenos un poco más.

    • Stop tabaco. Fumar más de 51 cigarrillos al día puede avanzar la última menstruación 2 años, señala Rafael Sánchez Borrego, director médico de Diatros Clínica de Atención a la Mujer en El País.
    • Sí a paseos bajo el sol para reponer Vitamina D.
    • No abuses del pescado azul de gran tamaño.
    • Mantén una dieta saludable siempre.
    • Disfruta de la naturaleza y el aire limpio.

Productos para ayudarte con la menopausia:

  • 0 1

  • (4 votes, average: 4,00 out of 5)
    Loading...

Hay 2 comentarios

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *