¿Cómo afecta el acné a las emociones?

Salud

El acné afecta a la piel de quien lo sufre, pero también de una manera más profunda a nivel emocional. La confianza y el autoestima de las personas que sufren acné se ven deterioradas tanto si se sufre de adolescente, como en la edad adulta. 

La adolescencia es la etapa que se relaciona por excelencia al acné. A nivel biológico, las glándulas hormonales empiezan a madurar y las hormonas se revolucionan. Así la piel empieza a segregar grasa para que la dermis sea más tersa. Cuando los poros se taponan y esta grasa no puede salir, aparecen los granos y las irritaciones cutáneas como el acné. Este desajuste junto con otros cambios asociados a la adolescencia como la voz, el paso a secundaria y, en general, a un mundo nuevo, provoca estrés en el adolescente que empeorará el estado de su piel.

Como explica el dermatólogo Philippe Beaulieu, "la adolescencia, justo la etapa en la que somos más vulnerables. Durante esos años, nos descubrimos a nosotros mismos y forjamos vínculos con las personas a nuestro alrededor, y el acné puede interferir en ese proceso". Cuando el aspecto exterior del adolescente no expresa aquello que es a causa de una afección, afloran inseguridades y incomodidades con uno mismo que pueden derivar en un bajo rendimiento escolar*, rechazo a la socialización o depresión.

Para evaluar los efectos que el acné tiene en las personas que lo sufren se ha creado el Índice de Incapacidad por Acné (ADI), 48 cuestionarios que exploran 8 dimensiones del paciente: psicológica, física, recreativa, empleo, autoconfianza, relaciones sociales, cuidado de la piel y financiero. Estas 8 esferas determinan cómo afecta el acné en el día a día de la persona que lo padece.

Es método se puede utilizar tanto en pacientes adolescentes como en adultos. El acné no desparece de un día para otro y durante la vida adulta una persona puede sufrir diferentes brotes por lo que el tratamiento para el acné debe ser constante, sólo así se disminuirán las consecuencias dérmicas y las psicológicas.

El acné de debe combatir desde diferentes frentes

  1. Mantén tu cara limpia e hidratada. Lavar el rostro elimina impurezas, células muertas y exceso de grasa en la superficie de la piel. La limpieza debe hacerse con agua tibia y un jabón facial suave para pieles grasas. Muchos tratamientos para eliminar el acné provocan sequedad en la piel, por lo que es necesario utilizar una crema hidratante que permita reducir la sequedad y descamación ésta.
  2. Sigue una dieta equilibrada y haz ejercicio físico. El chocolate y las frituras no son buenas para eliminar el acné. Sustitúyelos por frutas y verduras.  El deporte es bueno para piel porque reduce la ansiedad y aumenta el flujo sanguíneo hacia todos los órganos.
  3. Utiliza productos específicos. La gama de productos Effaclar de La Roche-Posay, avaluados por dematólogos y farmacéuticos. está pensada y desarrollada especialmente para tratar los problemas de distintos tipos de piel grasa, pieles con tendencia a las imperfecciones y marcas que se atenúan inmediatamente. Además, el nuevo Effaclar Duo (+) Unifiant incluye polvos matificantes y pigmentos naturales que aportan luminosidad y unifican de manera instantánea el tono de la piel. Tras 24 horas**, se reducen las imperfecciones severas y en tan sólo dos semanas se difuminan las marcas de la piel.

Para descubrir los consejos de los expertos y aprender más sobre cómo acabar con los granito de tu piel, visita www.nomasgranos.es y encuentra las respuestas a todas tus preguntas.

* The psychological and emotional impact of acne and the effect of treatment with isotretinoin. Br J Dermatol 1999; 140:273-82. Kellett SC, Gawkrodger DJ.

**Test consumidor en 62 mujeres

  • 0 1

  • (2 votes, average: 2,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *