Trucos para un afeitado sin irritación

Nuestra farmacéutica responde

Este artículo lo dedicamos a los chicos que, a menudo, nos consultan sobre qué hacer para minimizar las irritaciones de la piel tras el afeitado. Cuando el cutis es sensible, puede aparecer enrojecimiento, picor y malestar después de usar la maquinilla de afeitar, que es el procedimiento que más agrede la piel. Veamos, chicos, algunos trucos que os pueden ayudar.  

Consulta de la semana...

Tras el afeitado, tengo la zona del bigote siempre irritada. No me pica, pero se queda mancha muy roja que me molesta mucho... Me ocurre en otras zonas de la cara. ¿Qué se puede hacer para prevenirlo? ¡Gracias!  

Uso de productos adecuados a una piel sensible

Las dos opciones son tendencia: barbas bien arregladas o piel fina y afeitada. Que cada chico u hombre escoja el look más favorecedor. El problema viene cuando el proceso de afeitado resulta demasiado agresivo para un cutis sensible: aparecen las rojeces o una sensación poco confortable en la piel. La máquina de afeitar eléctrica (la clásica) es algo más suave para el cutis; por el contrario, aunque cada vez son más sofisticadas, las maquinillas desechables apuran más y pueden irritar en mayor medida.

 

Por tanto, si tu piel es sensible y reactiva, antes de pasar la cuchilla, habrá que escoger el producto adecuado. Algunos de los más utilizados:

  1. Vichy Homme gel crema de afeitado anti-irritaciones sin jabón 150ml. Ventajas: prepara la piel en profundiad, para preservar su manto hidrolipídico natural (que no se pierda tanto con el afeitado). Es, de forma explícita, anti-iritaciones. Refresca y ayuda al deslizamiento de la cuchilla. Contiene un poco de ácido salicílico con efecto purificante y que evita los granitos.
  2. Noxzema espuma de afeitar piel sensible 300ml. Un clásico en la farmacia. Ventajas: aporta frescura e hidratación. Su fórmula contiene emolientes naturales. Resulta más respetuosa y suave con la piel que las otras referencias de la marca.
  3. Weleda Men crema de afeitar 75ml. Ventajas: la opción más natural,  Textura delicada y untuosa por los aceites vegetales de oliva y coco. Muy hidratante por la leche de almendra y el extracto almendra dulce y de pensamiento silvestre BIO.

Medicis® dermoespuma de afeitar piel sensible 50ml y Avène Men espuma de afeitar 200ml también cumplen con su cometido.

Calmar la piel tras el afeitado

Después del afeitado, se aconseja hidratar y reparar la barrera lipídica de la piel. Una buena manera de hacerlo: con la cara aún húmeda, aplicamos tres gotas de aceite de maceración puro de caléndula (Pranarôm aceite de maceración caléndula 50mlsobre la palma de la mano y, luego, lo aplicamos sobre la cara haciendo un poco de masaje. Si la piel está húmeda, se podrá repartir mejor. Su absorción es rápida y la piel queda muy confortable. El aceite vegetal de caléndula es un gran reparador de la piel, se puede utilizar en quemaduras solares o irritaciones.

 

En caso de una piel con tendencia grasa, siempre es mejor optar por el aceite vegetal de jojoba, con propiedades seborreguladoras interesantes (podemos escoger el que tiene la denominación BIO). En caso de irritaciones locales, aplicar el aceite directamente sobre el área afectada (pocas gotitas), con un suave masaje hasta que se absorba. Algunos de vosotros ya lo habéis probado, ¿qué os ha parecido el resultado? Contadnos si os ayuda a calmar la piel y qué sensación proporciona. Con estos trucos para un afeitado más suave y sin irritación, nos despedimos hasta el próximo artículo. ¡Feliz semana!


Conflicto de intereses: La información contenida en mis artículos, así como en las respuestas de consultas privadas, es de carácter independiente. Las recomendaciones las hago en base a la información técnica y el propio criterio profesional, y no recibo ningún incentivo para destacar unos productos frente a otros. Agradezco a todos lectores que se pregunten por el criterio de selección aplicado y les animo a seguir enviando sus inquietudes y comentarios.
  • 0 1

  • (1 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *