Deporte y salud articular: preparados, listos, ¡ya!

Nuestra farmacéutica responde

Practicar deporte tiene innegables beneficios para nuestra la salud. Cada vez más personas se apuntan a rutinas saludables que incluyen ejercicio físico. Pero hay que saber cómo practicarlo y con qué frecuencia, para que no se produzcan efectos colaterales indeseados. La salud osteoarticular es uno de los aspectos que hay que cuidar con más cariño, porque el ejercicio repetitivo provoca un impacto en las articulaciones. Es posible minimizar este impacto si seguimos algunos consejos.


Consulta de la semana: Soy una chica de 38 años que ha empezado a practicar deporte con más frecuencia (rutinas de gimnasio y running). Cuido mi alimentación e intento comer de todo, pero me preocupan un poco las lesiones a nivel de rodillas u otras articulaciones. ¿Cómo puedo cuidarlas para que se mantengan en buenas condiciones? Teniendo en cuenta que ahora dedico más tiempo al deporte, ¿es necesario tomar alguna suplementación como el colágeno? ¡Gracias por tu ayuda! 


Ejercicio sí, pero adaptado a nuestras condiciones físicas

Todos conocemos nuestros propios límites, aquello que nos sienta bien y lo que no tanto. A la hora de escoger el tipo de práctica deportiva también deberíamos tenerlo en cuenta. Es decir, si hemos tenido problemas de salud preexistentes, porque puede estar contraindicado algún tipo de deporte o en según qué intensidad. De esta forma, podemos adaptar la práctica a las condiciones físicas y no forzar demasiado el organismo.

Algunas disciplinas exigen más trabajo a las articulaciones (deportes de alto impacto articular) como el running o deportes de equipo como el baloncesto. La natación, en cambio, es más respetuosa con las articulaciones: el agua amortigua parte del impacto. Cualquier ejercicio se puede combinar con estiramientos suaves. Y si nos interesa practicar trabajos menos exigentes con las articulaciones, caminar una hora cada día o el yoga resultan ideales. Los ejercicios de fuerza como las pesas (denominados ejercicios isométricos) son interesantes para todas las edades; también en personas mayores, porque ayudan a mantener la masa muscular y evitar así la sarcopenia (su pérdida progresiva).

Planificar bien la práctica es esencial. Asignarle el tiempo necesario, que sea suficiente para mejorar la condición física pero sin agotarnos. Más vale repartir el ejercicio en sesiones cortas y frecuentes, que dedicarle un día entero a la semana (y el resto de días, nada de nada). Marcar unos objetivos realistas y entenderlo como un proceso que debe aportarnos satisfacción física y psicológica también nos ayudará. En este sentido, es muy buena idea pedir asesoramiento a un médico especializado en deporte o entrenador personal profesional.

Nuestras recomendaciones

  1. Hidrátate bien, antes y después del ejercicio. Mantener la musculatura y las articulaciones bien hidratadas evita, sin ninguna duda, muchas de las lesiones más habituales. Es una de las recomendaciones destacadas que aparecen en el "Decálogo del buen Deportista" promulgado por el CAR (Centro de Alto Rendimiento para deportistas).
  2. Atención al colágeno, una proteína muy abundante en el organismo. Confiere estructura y elasticidad a los tejidos. Forma parte directamente de huesos, cartílagos, ligamientos, tendones, músculos y piel (entre otros muchos tejidos, como los vasos sanguíneos o el tejido conectivo que protege los órganos internos). Con el paso de los años y el ejercicio físico, las estructuras de colágeno se degradan y aparece el desgaste articular (con todo lo que conlleva). Un deportista deberá obtener suficiente proteína de dieta para reponer el colágeno (pescado, gelatina comestible de origen animal, carne, huevos, etc.).
  3. La vitamina C y el magnesio son imprescindibles para que el cuerpo fabrique su propio colágeno. Y no solo para el colágeno. Mantienen la densidad ósea, nos protegen de la oxidación y los radicales libres e intervienen en múltiples funciones anabólicas. Recomiendo un extra de estos micronutrientes en situaciones de estrés físico o mental, también para reponerse de la práctica deportiva intensa (si es necesario, en forma de suplemento).
  4. Añadir a la dieta un complemento alimenticio con colágeno hidrolizado asimilable me parece adecuado en tres situaciones: para el mantenimiento osteoarticular a partir de los 40 años; si existe necesidad de cuidado extra de dientes y piel; y cuando la práctica deportiva implica cierta intensidad (incluso en personas jóvenes). Este tipo de complemento es seguro, ya que normalmente no tiene contraindicaciones. Normalmente, se acompaña de ácido hialurónico, magnesio y vitamina C (veíamos que es importante la sinergia entre estos componentes). Destaco tres presentaciones con buenas formulaciones: Arkoflex Colágeno + Ác. Hialurónico + Magnesio + Vitamina C sabor limón 360gColnatur® Complex sabor neutro 330Bonflex Colágeno 120comp (para quien lo prefiera en forma de comprimidos).deporte2_post
  5. Para el acondicionamiento de músculos y articulaciones, los laboratorios siguen sacando cremas y aceites muy interesantes (y ¡cada vez más naturales!). Permiten la preparación y posterior recuperación de los tejidos. Las composiciones resultan perfectas para las rutinas de cuidado en la práctica deportiva. Me gusta Bonflex gel masaje 100ml porque proporciona efecto calor y contiene un buen repertorio de extractos vegetales con propiedades antiinflamatorias. Weleda aceite de masaje con árnica 100ml también es para tener siempre a mano, se trata de un aceite macerado para masaje estupendo. Incluso ha salido al mercado un gel de ducha específico: Weleda gel de ducha sport árnica 200ml (probado en primera persona, mantiene el aroma de árnica y lavanda tan característico de la línea).

Éstos son sólo algunos consejos. Si queréis más información de productos, sus pros y sus contras, podéis escribirnos al final del artículo. Así como vuestras dudas y opiniones. Nos encanta que compartáis vuestro punto de vista.

¡Feliz semana!


Conflicto de intereses: La información contenida en mis artículos, así como en las respuestas de consultas privadas, es de carácter independiente. Las recomendaciones las hago en base a la información técnica y el propio criterio profesional, y no recibo ningún incentivo para destacar unos productos frente a otros. Agradezco a todos lectores que se pregunten por el criterio de selección aplicado y les animo a seguir enviando sus inquietudes y comentarios.

  • 0 1

  • (7 votes, average: 4,57 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *