Cómo combatir la migraña

Nuestra farmacéutica responde

Los cuadros migrañosos deben ser diagnosticados por el especialista, porque son un tipo de trastorno neurológico caracterizado por un dolor de cabeza intenso y otras molestias como náuseas y vómitos. La persona que los padece, a menudo sabe cuándo se va a producir un episodio de migraña porque nota algún tipo de alteración visual o sensitiva que precede el episodio (llamado "aura"), aunque no ocurre en todos los casos. No es fácil convivir con ella, a veces hay que recurrir a la medicación específica para controlarla. Pero sí se puede incidir sobre algunos factores desencadenantes que están a nuestro alcance: control del estrés y alimentación correcta. Los complementos nutricionales pueden ser un apoyo al tratamiento farmacológico.


Consulta: Padezco de migraña crónica y me gustaría saber qué hábitos saludables y alimenticios apoyan a los tratamientos convencionales. Muchas gracias.


El estrés agudo puede favorecer un cuadro de migraña en las personas con predisposición genética. Esto no significa que en el 100% de los casos sea así, pero sí puede actuar como desencadenante en dos de cada tres personas con tendencia migrañosa. Por otro lado, unos hábitos alimenticios irregulares que comporten cambios bruscos en la glucemia (concentración de azúcar en sangre) también puede favorecer las crisis. Por tanto:

  1. Procuraremos descansar las horas suficientes durante la noche (8 horas, a ser posible), manteniendo unos horarios bien establecidos y sin cambios bruscos.
  2. Intentaremos practicar algún deporte que nos guste o actividad relajante (taichi, yoga, estiramientos suaves, mindfulness, etc.) para aliviar las tensiones físicas y mentales, y contribuir a nuestro bienestar.
  3. Evitaremos, dentro de lo posible, someternos a cambios de ambiente bruscos (gran contraste de temperaturas, de presión atmosférica según la altitud, etc.). Mejor irnos aclimatando, si podemos.
  4. A nivel de alimentación, algunos alimentos no son recomendables: el chocolate con alto porcentaje de cacao, el vino tinto, los quesos muy curados, el marisco o edulcorantes como el aspartamo. Las bebidas alcohólicas, cuanto menos, mejor.
  5. La hidratación, como siempre, es importante. Beber agua suficiente durante el día (1,5l), sobre todo en verano.
  6. Algunos suplementos alimenticios han demostrado ser útiles para reforzarnos contra el estrés y ayudar a contrarestar algunos mecanismos implicados en el desarrollo de crisis migrañosas. El magnesio quizás es el más importante, porque interviene en múltiples funciones del organismo. Existe una falta generalizada de magnesio en la población, por lo que tomarlo en forma de suplemento es una buena idea. En periodos de cansancio y mucho trabajo, podemos recurrir a él.
  7. Antioxidantes como la coenzima Q10 también muestran efectos positivos para espaciar las crisis de migraña. La dosis diaria mínima recomendada es de 100mg/día.
  A pesar de no poder eliminar totalmente los síntomas de la migraña, podemos ayudar a espaciarlos o minimizar su intensidad a través de los hábitos saludables. Es cuestión de ponerlos en práctica :)

¡Feliz verano y hasta la próxima!

  • 0 1

  • (3 votes, average: 5,00 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *