Aftas bucales: combatirlas con probióticos

Nuestra farmacéutica responde

ConsultaFarmaceuticaAftas

Hemos hablado de la sequedad de boca y cómo aliviarla de manera efectiva. En esta ocasión, nos llega una consulta que también tiene que ver con la salud bucal: las aftas o llagas en la cavidad oral. Son lesiones o heridas en la mucosa, más bien redondeadas y habitualmente de color blanquecino. Pueden ser indicativas de una inmunosupresión local o bajada de defensas. Se relacionan, también, con épocas de estrés o nerviosismo. Y aquí es donde intervienen los microorganismos beneficiosos, aliados de la microbiota del tracto digestivo: los probióticos

Consulta de la semana: aftas bucales

Desde jovencito, tengo mucha tendencia a las llagas en la boca y la garganta. Aparecen a menudo y me molestan mucho. ¿Hay algo más que pueda hacer para aliviarlas? ¡Gracias!

Geles protectores + probióticos para promover su curación

Cuando las aftas o llagas son poco numerosas y están localizadas en la cavidad bucal, aplicaremos un gel a base de ácido hialurónico. Esta sustancia forma una película protectora muy fina sobre la herida. Se adhiere a la zona lesionada, la protege del roce y promueve su auto-curación. El alivio es muy rápido. Oddent® gel gingival ácido hialurónico 20ml cumple con estos requisitos. Con el dedo bien limpio, después de la higiene bucal suave, repartiremos el gel haciendo un masaje sobre el tejido gingival. Podemos utilizar-lo entre 3 y 5 veces al día, durante una semana o más. Es importante no ingerir líquidos ni alimentos durante los 30 minutos posteriores a su aplicación, para no arrastrar el gel de la herida. Si las llagas son pequeñas, abundantes y dispersas, también podemos emplear un colutorio con ácido hialurónico (Aftum colutorio 150ml): su aplicación resulta más homogénea por toda la boca. Sirve, incluso, para prevenir úlceras de tipo recurrente (si lo añadimos a la rutina habitual).

   

Una vez se calma la molestia, iremos a tratar el "terreno abonado" que propicia la proliferación de llagas. Para ello, recomiendo unos probióticos (bacterias benéficas) específicos para la cavidad oral y las estructuras colindantes (garganta, oído y nariz). Solaray oral flora 30 chicles es un complemento alimenticio que contiene 3000 millones de bacterias de las siguientes cepas: Streptococcus salivarius K12, S. salivarius M-18 y Bacillus coagulans. Como indica la descripción, son comprimidos masticables de sabor frutal y sin azúcar. Restauran la microbiota de la zona y favorecen una mucosa oral y faríngea más saludable, que será menos propensa a las afecciones de garganta, las aftas e, incluso, el mal aliento. El efecto no es inmediato, deberemos ser constantes y masticar un chicle de probióticos al día durante 1 o 2 meses (que es el tiempo en el que se recicla la "flora" bucal). Pero merece la pena, para revertir el problema (sobre todo, si es recurrente).


Conflicto de intereses: La información contenida en mis artículos, así como en las respuestas de consultas privadas, es de carácter independiente. Las recomendaciones las hago en base a la información técnica y el propio criterio profesional, y no recibo ningún incentivo para destacar unos productos frente a otros. Agradezco a todos lectores que se pregunten por el criterio de selección aplicado y les animo a seguir enviando sus inquietudes y comentarios.

  • 0 1

  • (3 votes, average: 4,67 out of 5)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *