Trucos para sobrellevar la Operación “Puesta a punto”

Bebés y Mamás

A estas alturas del año, todo el mundo quiere cuidarse pero, no a toda costa. Tratando de huir de las dietas milagro, existen una serie de tips y truquitos que podemos tener en cuenta para conseguir remodelar un poco nuestra figura antes de pasearnos por el levante español, o extranjero.

Vamos a ver una serie de consejos para conseguir un cuerpo saludable.

Grandes resultados= Grandes sacrificios

  1. Establece metas concretas, seguramente entre tus objetivos está ponerte en forma, pero… ¿qué es estar en forma para ti? Tienes que tener muy claro lo que quieres conseguir y en cuanto tiempo lo quieres hacer.
  2. Decide sí realmente quieres conseguir tu objetivo, ya sabes cuál es tu meta pero para conseguirlo vas a tener que cambiar ciertos hábitos de tu vida que a lo mejor no quieres dejar. Tenemos que asumir que:
  3. Cambia la mentalidad: En ocasiones nos retamos y nos proponemos bajar tantos kilos en tanto tiempo. Lo que asociamos con presión y con factores negativos. Tenemos que tratar de cambiar la mentalidad y pensar que vamos a entrenar porque además de ayudarnos a perder peso, nos ayuda a sentirnos mejor.
  4. Si has hecho un buen entrenamiento…prémiate con algo rico, pero no rico en grasas. En ocasiones nos premiamos con alimentos aun sabiendo que no son los más adecuados. Tenemos que comenzar a comer alimentos cuanto menos procesados mejor, mucha fruta y verdura.

Un truco de cara al verano:

Si te apetece un dulce o algo refrescante, olvídate de los helados y apuesta por los zumos de fruta naturales recién exprimidos o por sopas frías como de melón o de frambuesa y sandia
  1. Gana fuerza muscular: El músculo es el peor enemigo de la grasa corporal. Para mejorar tu masa muscular no hace falta que te apuntes a un gimnasio y te pongas a hacer pesar a lo loco, puedes hacer ejercicios de tonificación en casa, por ejemplo subiendo escaleras, paseando, o haciendo programas de ejercicios en casa.
  2. Haz un seguimiento de tus resultado: No hace falta volverse un obseso de el peso y estar observando nuestros músculos cada día. Pero en los momentos de flaqueza es recomendable ver que hemos avanzado. Por ello, es recomendable realizar una foto antes de empezar el tratamiento e ir realizándonos distintas fotos durante el proceso, de manera que podamos ver si mejoramos y cuanto. Nos servirá también para ver si realmente no nos esta yendo bien, en ese caso deberíamos cambiar algo.
  3. Busca apoyo. El último punto, pero ni mucho menos el menos importante. Es realmente imprescindible tener a alguien a quien recurrir cuando tengas un mal día, no tienes porque hacer esto sólo, puedes recurrir a tu pareja, algún amigo…

Y para esos momentos de flaqueza que todos tenemos y en el que nos lanzaríamos sobre cualquier comida rápida, aquí van algunos truquitos más:

  1. Bebe abundantemente antes de las comidas, beber nos puede ayudar a calmar ese deseo irrefrenable de comer y puede hacer que un “atracón” asegurado se quede en una comida normal.
  2. Toma infusiones calientes.
  3. Haz deporte, el deporte no sólo nos ayuda a moldear nuestro cuerpo sino que además apacigua el hambre.
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *