¿Se puede tomar el sol estando embarazada?

Bebés y Mamás

Sin lugar a dudas, las vacaciones de verano son el mejor momento para descansar y relajarse tomando el sol en la playa o la piscina. Exponerse al sol implica tomar precauciones para evitar posibles daños en nuestra piel, especialmente los niños y las embarazadas. Pero, ¿pueden las embarazadas tomar el sol?

La respuesta es sí, pero con precaución. Durante el embarazo pueden aparecer manchas por la zona de la cara; frente, nariz, pómulos y sobre el labio superior. Esta pigmentación es la melasma o también llamada máscara del embarazo. Pueden intensificarse por la falta de protección y hasta tardan más en desaparecer, normalmente desaparecen en unos meses después del embarazo. Estas manchas suelen desarrollarse por la combinación de los cambios hormonales que afectan a la piel y el sol. Para prevenir la melasma bastará con usar una crema con factor de protección alto (SPF) +50 por lo menos en la cara y cubrir todas las áreas del cuerpo que se expondrán 30 minutos antes de salir al sol y repetir cada dos horas. No sólo será necesaria cuando vayas a la playa, en época estival es importante que la protección sea una acción diaria. Pero, si estás embarazada, deberás estar atenta en el momento de elegir el protector solar, pues algunas cremas contienen PABA (ácido paraaminobenzoico), un componente que no se recomienda usar durante el embarazo ya que puede provocar reacciones alérgicas en la piel e incluso hipoglucemia, urticaria, problemas intestinales y toxicidad hepática.

También es importante que vigiles el tiempo que vas a estar expuesta al sol. La hipertermia (aumento de la temperatura corporal) puede causar malformaciones en el feto. Aunque estés protegida con crema solar es importante que te resguardes bajo la sombrilla y utilices sombreros o gorras y gafas de sol, incluso los días nublados. Los tiempos en los que estés al sol tienen que ser reducidos, no debe de pasar de 30 minutos al día, evitando siempre las horas centrales del mediodía. Igual de importante será que te mantengas hidratada, lleva contigo una botella de agua o zumo y evita, en la medida de lo posible, las bebidas azucaradas.

Puedes utilizar bikini o bañador indistintamente, no obstante con el bikini, dado que la tripa está completamente expuesta al sol, puede que la línea alba se oscurezca.

Estar embarazada no es incompatible con tomar el sol, de hecho uno de los mayores beneficios del astro rey es la síntesis de la Vitamina D que es imprescindible para la correcta absorción del calcio tanto para la futura mamá como para el bebé, fortaleciendo los huesos de ambos.

Recomendaciones para tomar el sol estando embarazada:

  1. No exponerse demasiado tiempo al sol y utilizar una protección adecuada
  2. Poner especial atención a la protección de la piel de la cara para evitar el cloasma gestacional
  3. Hidratarse adecuadamente con agua. Se aconseja beber 2 litros al día
  4. Evitar las horas de más calor, las comprendidas entre las 12 y 16 horas

Siguiendo estas recomendaciones podrás disfrutar de tu hobby favorito sabiendo que tanto tú como tu bebé estáis perfectamente protegidos.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *