Los sacaleches, la solución más práctica a los problemas de lactancia materna

Bebés y Mamás

sacaleches1_post

Los sacaleches ayudan a extraer la leche materna de forma rápida e indolora, imitando la succión del bebé. Se debe recurrir a él cuando el bebé por si solo no puede succionar la leche o si no es posible amamantar directamente al bebé pero se quiere seguir apostando por la lactancia materna. Gracias a los sacaleches, la leche materna puede conservarse en perfectas condiciones para su posterior uso. 

¿En que momento se debe usar el sacaleches?

Según los especialistas, el momento más adecuado para la extracción de leche es por la mañana ya que, durante las primeras horas del día, se acumula mayor cantidad de leche en el pecho.

Los sacaleches son muy útiles para suministrar la leche al bebé cuando existen problemas de lactancia, para realizar un correcto vaciado del pecho o para almacenar y conservar la leche durante varios días. Aquí te presentamos las siete circunstancias más comunes:

  1. Bebés prematuros: En primer lugar se recomienda usar el sacaleches cuando el bebé nace de forma prematura y aún está ingresado en el hospital. De esta forma, podrás administrarle sin problemas todas las cantidades de leche que tu bebé necesitará para asegurar su crecimiento.
  2. Problemas de succión: Los sacaleches son ideales para los bebés que le cuesta tomar la leche directamente del pecho por problemas de agarre o los bebés con aftas bucales o malformaciones en la boca como el frenillo o el labio leporino, dos de los problemas más graves que pueden dificultar la lactancia materna. Ambos problemas tienen solución con cirugía pero, hasta que se resuelva el problema, es conveniente usar el sacaleches.
  3. Tiempo limitado / Incorporación al mundo laboral: Si la madre se incorpora rápido al trabajo, el sacaleches le será de gran utilidad. Por la mañana puede vaciar la leche de su pecho y guardarla para que se la den a su bebé cuando ella no está.
  4. Pezones irritados o con grietas: Los pezones irritados o con grietas producen un dolor persistente en el pecho y dificultan la succión del bebé, por lo que el uso de sacaleches puede ser de gran utilidad.
  5. Pezones invertidos o alargados: Cuando existen problemas físicos es muy difícil amamantar al bebé de forma natural pero, con la ayuda del sacaleches, podrás conseguir una buena extracción de la leche materna.
  6. Exceso de leche: Es poco frecuente, pero puede ocurrir en alguna ocasión. Si después de varios días notas que tus pechos parecen estar constantemente llenos, tu bebé se atraganta o goteas un poco de leche tras las sesiones de alimentación, es conveniente que vacíes de forma continuada la leche de tus pechos con un sacaleches. De esta forma, también evitarás que se formule la infección de la glándula mamaria o mastitis.
  7. Toma de medicamentos: Si la madre debe tomar medicamentos de forma puntual por alguna razón, es conveniente que se use el sacaleches antes de empezar el tratamiento. Mientras sea un tratamiento puntual, la madre puede darle al bebé la leche guardada en los días anteriores.
sacaleches2_post

Limpieza y esterilización del sacaleches.

Antes de empezar a usar el sacaleches y manipular la leche extraída es conveniente lavarse las manos con agua y jabón. De lo contrario, se pueden proliferar bacterias o gérmenes que perjudiquen la salud de tu bebé con posibles gripes, neumonías o bronquitis. Para combatir cualquier bacteria y garantizar una correcta salud para tu bebé debes esterilizar el sacaleches.

Normativa:

  • Estelizar el sacaleches 1 vez al día: Cuando el bebé es menor a 3 meses, está enfermo o ha nacido prematuro.
  • Esterilizar el sacaleches cada 2 días o más: Cuando el bebé es mayor a 3 meses o quieres almacenar la leche para varios días.

¿Cómo esterilizar el sacaleches? Existen varias formas de esterilización del sacaleches, todas ellas factibles e higiénicas, para que cada mamá elija la que mejor se ajusta a sus necesidades.

  1. Método más habitual: Hervir las piezas del esterilizador entre 5 o 10 minutos.
  2. Esterilización en microondas.
  3. Esterilización por acción al vapor.

Por otro lado, se recomienda no encajar las piezas del aparato sacaleches hasta que no estén completamente secas para evitar que se acumulen nuevas bacterias o gérmenes. Y recuerda, si no sigues debidamente todos estos pasos pondrás en juego la salud de tu bebé.

Elección del sacaleches

¿Qué tipo de sacaleches es el más adecuado? La elección del sacaleches debe decidirse siempre por su frecuencia de uso. No todos los sacaleches funcionan igual de bien en diferentes ocasiones, debemos tener en cuenta qué tipo de sacaleches existen en el mercado y determinar en qué momentos nos será útil usarlo y por qué.

Tipos de sacaleches:

  • Sacaleches manual: Este tipo de sacaleches es apropiado para extracciones puntuales. Funciona accionando la palanca con la mano, por lo que permite tener el control de la succión en todo momento. Se recomienda sobre todo cuando la madre tiene los pezones irritados ya que ayuda a extraer la leche sin dañar el pecho. También es útil para otro tipo de dolencias como, por ejemplo, problemas de pezones invertidos o alargados. En todo caso, este tipo de sacaleches es apropiado para extraer la leche tan solo 1 vez al día, además, es el más silencioso de todos y lo puedes desmontar sin problemas para llevártelo en tu bolsa de paseo como el sacaleches manual de Chicco®.
  • Sacaleches eléctrico simple: Se recomienda para extracciones de 2-3 veces al día ya que su succión es más rápida que el sacaleches manual y te ayuda a ahorrar tiempo. Es útil para casos en los que la madre tiene poco tiempo para amamantar al bebé (incorporación al trabajo, madres que se ausentan varios días…). Con este sacaleches podrás generar reservas de leche materna para varios días en tan solo 20-30 minutos.
  • Sacaleches eléctrico doble: El más adecuado para la alimentación de bebés prematuros o con malformaciones en la boca ya que necesitarán la leche de forma inmediata. Al extraer la leche de ambos pechos te permitirá recoger mayor cantidad en pocos minutos (en tan solo 10 minutos), por lo que generarás reservas inminentes.
  • Sacaleches tipo “pera: Idóneos para eliminar la leche residual o para descongestionar el pecho de forma ocasional.

sacaleches3_post

Al principio deberás tener un poco de paciencia ya que lo más probable es que durante los primeros días no consigas extraer la cantidad de leche esperada o te duelan los pechos. No te frustres, estimula tus pechos con un masaje y recuerda que es solo cuestión de días que te acostumbres a su uso.

  • 0 1

  • (2 votes, average: 1,00 out of 5)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *