Los mejores antimosquitos para niños

Bebés y Mamás

Con este buen tiempo no solo tenemos que preocuparnos del sol, también de los indeseables mosquitos.  Pero con tantos productos que tenemos para proteger a nuestros hijos que prometen mantener lejos a estos insectos,  no sabemos cuál escoger. Y como la crema solar, no podemos comprar repelentes de mosquitos para toda la familia, debemos saber que algunos repelentes de mosquitos contienen químicos que pueden ser tóxicos para nuestros niños.

Cuál es el más indicado para nuestro peque

Tenemos que fijarnos bien en su composición y en que estén indicados para la edad del bebé o niño que deseamos.

En bebés menores de dos meses no hay que utilizar ningún tipo de repelente, a partir de este tiempo podemos comenzar a utilizarlo pero no es aconsejable aplicar un producto de forma directa sobre la piel ni pulseras. Serán mejor los antimosquitos que funcionan por ultrasonido (no producen olor y son insonoros). Los parches que liberan sustancias repelentes, pero debemos ponerlos sobre telas, nunca en la piel. Y los aceites esenciales quimiotipados para difusión ambiental.

A partir de un año de edad ya podremos usar en nuestro bebé productos que se aplican sobre la piel, como el repelente IR3535 que es muy eficaz.

Las famosas pulseras antimosquitos se recomiendan para niños a partir de los 3 años. Vigilando siempre que no chupen o muerdan la pastilla del interior de la pulsera que contiene la mezcla de aceites esenciales.

Podemos tomar precauciones que aunque no siempre son efectivas, sí que son una gran ayuda.

    • Prendas claras para que pasen desapercibidos de los mosquitos.
    • Evitar salir a las primeras y las últimas horas del día, hacerlo con ropa que cubra toda la piel
    • Evitar acumulaciones de agua, en las plantas por ejemplo
    • Para dormir con la ventana abierta, utilizar mosquiteras en la cama, cuna y ventanas,  evitar mantener luces encendidas. El aire también impide su aparición
    • Evitar el uso de colonias o cremas con olor dulce que atraen a los mosquitos
    • Evitar zonas como cubos de basura, balsas con agua y jardines, donde suelen haber.

En caso de una picadura

En el caso que no podamos evitar la picadura de un mosquito en nuestro niño podemos aplicar un poco de hielo envuelto en una toalla o una compresa fría para aliviar la picazón. Si la picadura persiste y es muy intensa podemos aplicar cremas para calmar la irritación. El problema de estas cremas que pueden causar alergias o provocar quemaduras con el sol. Otro método sería darle anti-histamínicos orales, en jarabe, que son muy efectivos calmando el picor.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *