Las ventajas de hacer ejercicio durante el embarazo

Bebés y Mamás

¿Quién dijo que durante el embarazo las mujeres no pudieran hacer ejercicio? Muchas mujeres tienen miedo de hacer daño al feto por realizar ejercicio durante el embarazo o incluso, de provocar un posible aborto. Pues bien, de momento no se ha comprobado que el deporte dañe a la salud del bebé. Es más, el ejercicio físico durante los meses que dura el embarazo es muy saludable, tanto para la madre como para el bebé. Hay médicos que aseguran, por ejemplo, que el deporte durante los primeros meses puede ayudar al crecimiento de la placenta. Los ejercicios aeróbicos durante el embarazo disminuyen el dolor de espalda de las madres, ayudan al sistema a hacer mejor la digestión y además evita problemas como el estreñimiento o los edemas. Otra ventaja de hacer ejercicio durante el embarazo es que puede ayudar a hacer más fácil el momento del parto. Pero no sólo es posititivo a nivel físico. El ejercicio durante el embarazo también ayuda a las madres en la parte más emocional de la gestación, ya que reduce el estrés, el insomnio y la depresión. Pero, ¿cuáles son las actividades físicas que las futuras madres pueden practicar durante estos meses?
  • Caminar: sin duda, es el mejor ejercicio ya que se trata de una actividad sencilla, segura, cómoda y que proporciona múltimples beneficios cardiovasculares.
  • Aeróbic: durante los primeros meses las futuras madres pueden acudir a clases de aeróbic, siempre vigilando la intensidad de los ejercicios.
  • Yoga o Pilates: una actividad ideal para mentener la flexibilidad y fortalecer los músculos. Perfecto para preparar el parto.
  • Natación: es un ejercicio idóneo para el embarazo, ya que se ejercitan todos los músculos sin forzar demasiado las articulaciones.
Por otro lado, hay otros ejercicios que no son tan saludables y deben evitarse:
  • Correr: se desaconseja en caso de que la mujer no hiciera jogging antes de quedarse encinta. De lo contrario, puede practicarse durante los primeros meses.
  • Bicicleta: montar en bici a partir del 4º mes puede ser peligroso, ya que el peso del bebé puede hacer que la madre se desequilibre y se caiga.
  • Abdominales: quedan totalmente prohibidas a partir del 4º mes ya que se reduce el riego sanguíneo hacia el útero.
  • Actividades físicas como el buceo, la equitación o el esquí tampoco son recomendables, ya que la embarazada puede caerse con facilidad.
En cualquier caso, hacer ejercicio durante el embarazo queda totalmente desaconsejado si la futura madre empieza a notar contracciones prematuras, si se presentan hemorragias o si aparecen problemas físicos como molestias en el pecho, dolores de cabeza o dificultades respiratorias. --
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *