La prevención y la higiene diaria es el mejor tratamiento contra la dermatitis del pañal

Bebés y Mamás

La piel de los niños no es como la de los adultos, el estrato córneo responsable de la función barrera es más fino y permeable, la secreción sebácea y sudorípara aún no son completas e incluso los factores inmunológicos de la piel todavía son inmaduros.

La dermatitis del pañal es una inflamación de la piel en la zona del pañal que, generalmente, empieza con una ligera coloración rojiza. La piel aparece irritada, frecuentemente en los niños durante el primer año de vida y puede prolongarse hasta que dejan de usar pañal. Las zonas de piel principalmente afectadas son la región glútea, los genitales, el pubis, el periné, la porción inferior del abdomen y la parte superior de los muslos.

¿Qué causa la dermatitis del pañal? No puede hablarse de una causa específica que produzca este proceso irritativo. Se trata, más bien, de una mezcla de diversos factores entre los que se encuentran:

Falta de higiene: cambios del pañal poco frecuentes y/o sin las medidas de aseo complementarias.

Humedad: la falta de aireamiento provoca un aumento de la humedad y temperatura de la piel y la consiguiente maceración.

Cuidados cosméticos poco apropiados o incompletos: deben evitarse productos que no estén adaptados a la piel del bebé.

La fricción, la oclusión, el aumento del pH en la zona, y la capacidad irritante de la orina y las heces, así como, los estados diarreicos, son otros de los factores que pueden llegar a causar la dermatitis del pañal.

El resultado final es el daño a la epidermis, con la consiguiente pérdida de la función barrera de la piel y una mayor susceptibilidad a la irritación cutánea. La prevalencia máxima se sitúa entre los seis y doce meses de edad, afectando por igual a ambos sexos.

¿Cómo prevenir la dermatitis del pañal?

Cambiar el pañal regularmente es extremadamente importante. Limpiar las nalgas con toallitas húmedas o con agua templada y una esponja suave.

Evitar jabones o lociones que no estén adaptados a la piel del bebé.

La piel debe secarse cuidadosamente, antes de poner otro pañal limpio.

Es bueno dejar que el culito del bebé se airee unos minutos antes de proceder a la colocación del nuevo pañal.

Después de la limpieza y antes de proceder a colocar el nuevo pañal, es aconsejable aplicar un producto protector para prevenir diariamente la dermatitis del pañal y las irritaciones de la piel.

¿Cómo funcionan los productos protectores?

Los productos protectores aplicados en cada cambio de pañal, establecen una barrera protectora no oclusiva que se adhieren a la fricción y la proliferación de algunas bacterias. En la actualidad existen formulaciones en spray que garantizan una mayor higiene en cada cambio de pañal, sin necesidad de frotar la zona irritada. Principios activos esenciales en estos productos protectores:

El óxido de Zinc: produce un efecto barrera no oclusivo.

Pantenol: es un derivado vitamínico. Esta vitamina favorece el proceso natural de regeneración de las células de la piel, manteniendo la suavidad y elasticidad.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *