La importancia del calcio contra la osteoporosis

Tener unos huesos fuertes es muy importante, sobre todo a una edad adulta y para ello, necesitamos dos nutrientes en particular: El calcio y la vitamina D.

¿Por qué es importante el calcio?

El calcio es necesario para que el corazón, los músculos y los nervios funcionen debidamente, y también para la coagulación de la sangre. Por lo que la insuficiencia de calcio contribuye de manera considerable al desarrollo de la osteoporosis.

Además, se conoce mediante numerosos estudios que el consumo inadecuado de calcio está relacionado con la disminución de la densidad ósea y con un alto índice de fracturas.

Según ciertas encuestas realizadas en España, la mayoría de las personas, no toman la cantidad de calcio suficiente para que sus huesos crezcan y se mantengan sanos.

Y tú, ¿Tomas el suficiente calcio?

Aquellas personas que sufran una deficiencia de calcio han de tener en cuenta que si bien una dieta equilibrada ayuda a que se absorba el calcio, el excesivo consumo de proteína y sodio hace que los riñones expulsen más calcio.

La intolerancia a la lactosa también puede resultar en el consumo inadecuado de calcio. Las personas que no toleran la lactosa no tienen una cantidad suficiente de la enzima lactasa, que es necesaria para la descomposición de la lactosa que se encuentra en los productos lácteos.

Suplementos

Para todos aquellos que no ingieran suficiente calcio en su dieta, existen hoy en día una serie de suplementos en el mercado que ayudarán a suplir esa falta y fortalecer los huesos.

La cantidad de calcio que va a necesitar de un suplemento depende de cuánto calcio obtiene de sus alimentos.

Debemos de tener en cuenta que los suplementos de calcio se absorben mejor cuando se toman en dosis pequeñas varias veces al día. Habitualmente, se absorban mejor cuando se toman junto con la comida.

Vitamina D

Por otra parte es muy importante tener en cuenta que el cuerpo necesita vitamina D para absorber el calcio correctamente. Es decir, sin la suficiente vitamina D, no podemos producir cantidades suficientes de la hormona calcitrol (conocida como la “vitamina D activa”), lo que causa que no se absorba suficiente calcio de los alimentos.

Cuando ocurre esto, el cuerpo se ve obligado a movilizar las reservas de calcio depositado en el esqueleto, lo que debilita el hueso existente e impide la formación y el fortalecimiento de hueso nuevo y fuerte.

Se puede obtener vitamina D de tres formas: a través de la piel, con la ingestión de ciertos alimentos o, al igual que el calcio, por medio de suplementos. La vitamina D se produce naturalmente en el cuerpo después de la exposición a la luz del sol por eso en ocasiones necesitamos la ingesta de la misma a través de suplementos, especialmente en invierno.

 

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter
Bebés y Mamás,
  • Seguir
    • PromoFarma

    • El equipo de contenidos del Blog de PromoFarma.com incluye personas de orígenes muy variados que tienen en común la preocupación por tu bienestar. Desde farmacéuticos a periodistas pasando por publicistas y diseñadores web queremos promover hábitos de vida saludables, enseñarte trucos para estar perfecta o aconsejarte para que disfrutes de los pequeños placeres de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *