Deslumbrante, sin riesgos. Potencia tu bronceado con maquillaje

Bebés y Mamás

No nos engañemos. Todos nos vemos más guapos con un poquito de color. Nos favorece, nos gustamos más, la ropa de color nos sienta mejor…Por eso, en cuanto sale un rayo de sol nos exponemos sin dudarlo. Como ya hemos hablado anteriormente, la protección solar es imprescindible para la exposición al sol, pero si, además tu piel tiene tendencia a las manchas.. ¡Cuidado!

Hoy vamos a ver cómo podemos potenciar, gracias al maquillaje, el poquito de color que cogemos los primeros días en los que sale el sol para poder lucir favorecidas y vernos más guapas.

Uno de los primeros pasos más importantes es exfoliar la piel una vez a la semana con productos adecuados. Así conseguiremos eliminar las células muertas que afean nuestros cuerpos y evitan que los productos penetren en la piel de una forma más eficaz.

Otro paso muy importante es aplicar una crema no muy grasa con protección todos los días antes de maquillarnos. Ya  que el sol se filtra cada día y puede quemarnos todo el año. Si no tomas este tipo de precauciones, tu piel se mostrará cada vez más apagada y sin vida además de que pueden aparecer más manchas y arrugas.

Y ahora que la piel está preparada…vamos con el maquillaje:

  1. Para resaltar el color de tu rostro, podemos utilizar unos polvos bronceadores. Comienza aplicándolos en el alto del pómulo para dar luz a la zona inferior del ojo. Lo mejor es comprar unos polvos dúo que contengan un tono más claro para las zonas de nariz y pómulos, y otro más fuerte para marcar la frente y la sien. Para aplicar este tipo de polvos es mejor usar una brocha grande que te permita llegar al cuello y al escote,  para que no queden marcas muy visibles. Para dar un aspecto más natural y saludable añade un poco de colorete en las mejillas. Para terminar, utiliza un iluminador en el lagrimal del ojo y en la parte inferior de las cejas. Así conseguimos que tu mirada se agrande y adquiera más luz.
  2. Para los ojos y los labios, apuesta por tonos melocotón y bronce con un toque satinado.  Pero sobre todo recuerda, debemos de aplicarlo muy suavemente y con las brochas adecuadas. Buscamos un efecto natural y no queremos marcas exageradas. Lo mejor es comenzar poco a poco para ir buscando tu propio tono más adecuado.
  3. Si prefieres un bronceado más intenso o tienes una boda en muy poco tiempo, necesitas tener un color tostado brillante que haga lucir de forma especial tu look. Para ese tipo de casos existen los productos como autobronceador que consiguen un bonito tono dorado de una forma más o menos progresiva. Sin embargo, procura no aplicarlo en exceso y extiéndelo de forma uniforme y constante por todo el rostro y cuerpo, teniendo cuidado de no dejar ninguna zona sin cubrir ya que nos tendremos que enfrentar de nuevo a las temidas marcas.

Así que ya sabes, desenfunda las brochas y saca a relucir tu mejor cara. Este verano, deslumbra, sin riesgos.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *