Cuánta agua han de beber los niños

Bebés y Mamás

Sabemos que el agua es imprescindible en nuestra alimentación y que dependemos de ella en gran medida, pero ¿qué cantidad de agua necesitan los niños? El cuerpo del adulto está compuesto en un 65% por agua, mientras que el de un niño es 80% de agua, con lo cual los niños requieren reponer más líquidos. Los bebés necesitan beber agua, igual que los adultos (de hecho necesitan bastante más que los adultos), pero el agua que han de beber ha de ir siempre acompañada de nutrientes. De no ser así los bebés correrían serios riesgos de desnutrición, al llenar sus estómagos de agua (que no aporta nutrientes ni calorías) sin posibilidad de dar alimentos en diversos momentos del día por esto mismo. Si esto os suena extraño y no sabéis a que nos referimos con agua con nutrientes, os aclaramos que se trata  de la leche materna o la leche en formulas preparadas. A pesar de esto, sí que hay momentos en los que un bebé puede necesitar simplemente agua. Veamos cuando: El agua a partir de los seis meses: Los bebés no necesitan agua antes de los seis meses, ni se recomienda que lo hagan. Ya que los 700ml de agua que necesitan aproximadamente lo extraen de los alimentos que ingieren y de la leche materna o de formula que consumen. El agua entre los siete meses y el año: Los niños amamantados, por norma general, siguen mamando frecuentemente incluso cuando han comenzado la alimentación complementaria. Esto quiere decir que no suelen necesitar ningún aporte extra de agua, aunque tampoco pasaría nada si mientras comen alimentos que pudieran generar sed se les ofrece un poco de agua por si la quieren tomar. Los niños no amamantados en cambio hacen menos tomas de leche al iniciar la alimentación complementaria (muchos sólo la beben por la mañana y por la noche) y por esta razón es más probable que necesiten agua durante el día. Lo recomendable es ir ofreciendo y que vayan tomando la que necesiten. El agua entre el año y los tres años: En este periodo de tiempo los niños deberían tomar aproximadamente 1,3 litros de agua. Esta cantidad se obtiene sumando el agua que proviene de los alimentos y la que los niños beben. Digamos que haciendo la resta un niño de estas edades debería beber, más o menos, unos 0,9 litros/día, que equivalen a unos cuatro vasos de agua. Es importante tener en cuenta que estos datos, son simplemente datos orientativos y que no han de tomarse a pie de letra. Al igual que los adultos no controlamos exactamente cuánta agua bebemos al día, con los niños debemos de tener el mismo funcionamiento: regirnos por la sed.
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *