Consejos para las pieles secas y atópicas

Bebés y Mamás

Las pieles muy secas a menudo sufren de dermatitis atópicas que se producen por un déficit en la producción de ceramidas de la piel.

Las ceramidas son una familia de lípidos naturales gracias los cuales las células se mantienen unidas y fuertes. La dermatitis atópica genera una reducción de ceramidas lo que produce una disminución de defensas en la piel y esto genera inflamación, picor, enrojecimiento y sequedad.

Esta enfermedad cursa brotes, es decir, que hay periodos en los que puedes pasar sin tener ningún síntoma y momentos en los que las molestias pueden ser agudas. Si bien se suele dar especialmente en niños tiende a mejorar o incluso desaparecer con la edad, de manera que a partir de los 4 años, las manifestaciones pueden pasar a ser intermitentes, y a la edad de 7 años, sólo un 20% de los niños continúa presentando manifestaciones persistentes.

¿Cómo aliviarlo? Para aliviarlo es muy importante el uso de productos emolientes (loción y crema) específicos para pieles atópicas que reparen la función barrera de la piel y alivien los síntomas. Además de los cuidados específicos que este tipo de piel requiere, existen una serie de consejos que podemos tener en cuenta para este tipo de pieles.

Consejos de higiene y cuidado de la piel.

  •  La ducha o higiene diaria ha de ser con agua tibia (menos de 37º) y productos limpiadores adecuados a las pieles atópicas (con efecto nutriente, hidratante y calmante).
  •  A la hora de secar la piel es preferible hacerlo de manera suave, sin frotar.
  •  Aplicar un producto de hidratación con acción sobreengrasante, calmante y reparadora. Para que penetre mejor en la piel, es recomendable aplicarlo sobre la piel húmeda.
  •  Si practicamos deporte, es importante lavar y secar la piel cuidadosamente, inmediatamente después para que el sudor no seque y no irrite la piel.
  •  A la hora de sumergirnos en piscinas y con el fin de minimizar al máximo los daños que el cloro puede tener en nuestra piel, debemos de aplicarnos una loción hidratante con siliconas que protege nuestra piel frente a la agresión. Igualmente, deberemos de secar y limpiar nuestra piel seguido de salir del agua.
  •  Mantener las uñas cortas y limpias para evitar crearnos infecciones al rascarnos, especialmente los niños. Cuando estos son muy pequeños es recomendable el uso de manoplas de algodón para dormir.

En la ropa:

  •  Es preferible usar tejidos como lino, hilo o algodón y evitar materiales sintéticos o lana, ya que pueden producir picores.
  •  Es preferible utilizar prendas cómodas y holgadas que no se ciñan demasiado para evitar lugares de roce e irritación.
  •  Es recomendable descoser las etiquetas de la ropa. Si solamente las cortamos, los restos pueden producirnos irritación igual.
  •  En el caso de los lactantes, extremar los cuidados en el cambio de los pañales para evitar maceraciones de la piel.
  •  La ropa puede lavarse en la lavadora pero tenemos que prestar atención a que reciba suficiente lavado y de no usar suavizante.
  •  Evitar perfumes, colonias y productos perfumados en la medida de lo posible.

Respecto al calzado:

  •  Presta atención al material del calzado. ¿Lo mejor? Cuero o tela y sobre todo, bien aireado.
  •  Evita el calzado deportivo, sólo para hacer deporte.
  •  Utilizar calcetines y medias de hilo o algodón, evitar en lo posible los tejidos sintéticos.
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *