¿Conoces las dietas vegetarianas?

Bebés y Mamás

Probablemente estés pensando en empezar a comer más sano: más verduras, más fruta y menos carne roja…

La mayoría de nosotros sabemos a grandes rasgos lo que es y supone ser vegetariano, pero a muchos se nos escapan las distintas variedades de vegetarianismo que existen, y sus niveles de rigidez.

- En primer lugar están los vegetarianos clásicos cuya dieta incluye: Vegetales, huevos, leche y miel. Esta variedad también conocida como ovolacteovegetariana, puede ser perfectamente equilibrada si se consumen los alimentos de manera equilibrada. Si bien este tipo de alimentación puede reducir la incidencia de dolencias como enfermedades cardiovasculares, la dieta vegetariana no es algo que se aconseje por razones médicas sino que es una decisión personal.

- Vegana (solo alimentos de origen vegetal): Los veganos no consumen ningún alimento de origen animal ni siquiera huevos, lácteos, y miel. Se sigue así una dieta vegetariana estricta en la que según explica el Dr. Jordi Sarola, director del Centre de Nutrició i Dietetica Fontanella, deben “sustituir los nutrientes que aportan los lácteos o los huevos”. Es decir, básicamente vitaminas D y B12, calcio, zinc y algunos aminoácidos limitantes. Para ello el doctor les recomienda tomar el sol a diario, consumir una amplia selección de alimentos diaria y semanalmente e ingerir alimentos fortificados ( por ejemplo, leche de soja con vitamina B12). No se debe descartar la ingesta de minerales y vitaminas.

- Lácteo o ovo: incluye leche o huevos. Entre la modalidad vegana y la lacteovegetariana hay dos más:

-Lácteovegetarianos: dieta vegana+ leche

-Ovovegetarianos: dieta vegana+ huevos

En ambos casos la presencia de algún alimento animal ya aporta a la dieta una antiedad de vitamina B12, pero al igual que en casos anteriores no podemos descartar la ingesta de alimentos enriquecidos.

- Frugívora: Sólo a base de fruta. Se trata de una variante que se basa en la alimentación de animales como los chimpancés y que se fundamenta total y únicamente en la ingesta de fruta. En el caso de las personas, esta dieta resulta insuficiente porque hay muchos nutrientes que no se están tomando por ello, esta dieta está totalmente desaconsejada desde el punto de vista médico.

- Semivegetariana: incluye carnes blancas. Los semivegetarianos o “flexitarianos" siguen una dieta básica vegetariana y en ocasiones incorporan pescado o carne blanca. Las personas que siguen esta dieta suelen hacerlo por motivos de salud o por motivos de preocupación por el medio ambiente ( ya que la producción de carne roja es una de las principales emisoras de gases nocivos a la capa de ozono). Si es suficientemente variada se trata de una dieta bastante completa en la que no tiene porque haber carencias.

- Crudívora: alimentos no manipulados. La dieta crudivora se basa en la ingesta de alimentos crudos ya que piensan que en el momento de la cocción se pierden muchísimos nutrientes . El Dr. Sarola, aclara que si bien eso es cierto, la cocción también es necesaria para que los alimentos se digieran mejor. Por ello propone una dieta que combine los alimentos crudos y los alimentos “cocinados” para conseguir un buen equilibrio.

Además indica que esta dieta está totalmente desaconsejada en niños y ancianos o personas que gozan de mala salud. En estos casos el hecho de que los alimentos estén crudos les puede dificultar la absorción de los nutrientes.

Como veis, existen muchos tipos de dieta vegetariana y distintas motivaciones por la que ponerla adelante. Por salud, por creencias religiosas, por motivos culturales…Lo más importante si estás pensando en empezar a probar con alguna es visitar antes a un doctor y conocer una serie de pautas básicas y limites que te ayudarán a llevar tu dieta a buen puerto.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *