Cómo aumentar tus posibilidades de embarazo

Bebés y Mamás

Si estás buscando quedarte embarazada pero notas que estás tardando más de lo esperado, puede que necesites un poco de ayuda extra para aumentar las posibilidades de concebir de forma natural. Mantener buenos hábitos alimenticios, practicar deporte y estar relajada serán aspectos clave a tener en cuenta en la búsqueda de tu bebé.

La importancia del ciclo menstrual

Es importante conocer en qué semana del ciclo te encuentras, saber cuáles son tus días fértiles te ayudará a aumentar las posibilidades de concepción. En cada ciclo menstrual se libera un óvulo que sólo vive de 24 a 36 horas, por lo que se recomienda mantener relaciones sexuales unos días antes o después de la ovulación.

Para controlar bien tus ciclos menstruales puedes hacer un calendario de ovulación o descargar alguna de las muchísimas aplicaciones móviles que existen, las cuales calculan, según tus periodos, cuáles son tus días más fértiles y cuáles no.   

También puedes utilizar dispositivos de control de fertilidad como los test de ovulación, que pueden identificar periodos de ovulación a través de la orina de la mujer al detectar un incremento de la hormona Luteinizante. Asimismo, existen también otros mecanismos más avanzados que a través de la saliva consiguen detectar el nivel de estrógenos de la mujer.  

Las relaciones sexuales

Es importante realizar el acto sexual en el momento adecuado,  teniendo en cuenta los días fértiles. Hay que saber que hacer el amor varias veces al día no hace que las posibilidades sean mayores, al contrario, se produce un deterioro de la calidad de esperma. Se recomienda practicar sexo cada 2 o 3 días teniendo en cuenta que los espermatozoides pueden sobrevivir en la vagina hasta 72 horas.

Las mejores posiciones son aquellas que la mujer se encuentra debajo y el hombre arriba logrando una penetración profunda y evitando el derramamiento del semen. Las peores posturas sexuales son aquellas en las que la mujer está sentada o de pie ya que dificulta que el semen llegue al óvulo.  

Después del acto sexual, se puede colocar una almohada debajo de la cadera o permanecer acostada para evitar la pérdida de espermatozoides. Es conveniente mantener esta posición al menos media hora.

Vida saludable

Es fundamental mantener una vida saludable. Pequeños cambios en tu día a día podrían ayudarte con la fertilidad. Tienes que tener un peso saludable, comer equilibradamente, hacer un poco de ejercicio y sobre todo no beber alcohol ni fumar. Será algo difícil cambiar los malos hábitos pero con constancia podrás conseguirlo y valdrá la pena.  

Comer sanoEs necesario que tanto tú como tu pareja tengáis una dieta apropiada. El exceso de peso o la delgadez extrema no favorecen a la hora de concebir.   Debemos de depurar nuestro cuerpo de grasas y toxinas que interfieren en la calidad del óvulo y el esperma. Consumir diariamente frutas y verduras, ricas en minerales y vitaminas,  que ayudan al funcionamiento del organismo y el bienestar emocional. Limita el consumo de cafeína, las bebidas alcohólicas y las grasas trans ya que tienen un efecto negativo en la capacidad reproductiva.

Se aconseja tomar ácido fólico un comprimido diario desde un mes antes de buscar el embarazo. Esta vitamina es esencial en el desarrollo de los órganos del bebé y reduce el riesgo de que éste sufra daños en el tubo neural.

 

Hacer ejercicio. Hacer ejercicio es igual de importante que llevar una dieta equilibrada. Es importante adoptar una rutina pero sin abusar, demasiado ejercicio puede interferir con tu ovulación.

Recuerda que tu cuerpo tendrá que estar en forma para afrontar un embarazo sin complicaciones.

 

No fumar. Fumar altera la fecundidad en la mujer y reduce el número de espermatozoides en el hombre. También hacen envejecer a los óvulos y aumentan las posibilidades de un aborto espontáneo si llega a producirse el embarazo.

El mejor momento para dejarlo es antes de intentar quedarse embarazada, el estrés de tener que dejar el tabaco puede ser mucho peor para tu bebé que el hecho de fumar.

 

Relájate. El estrés y el ritmo de vida que llevamos hace complicado quedarse embarazada en algunas ocasiones. Es uno de los factores que más dificultan el embarazo, pues sufrir estrés puede causar que los ciclos menstruales de las mujeres no sean regulares y, en el caso de los hombres, puede hacer disminuir sus niveles de espermatozoides.

Por todo esto, si estás planeando quedarte embarazada, debes hacerlo con calma y sin agobios, disfrutando del momento y de tu pareja.

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *