10 recomendaciones a tener en cuenta si tu hijo no quiere comer

Bebés y Mamás

Son muchos los niños que comen cada día a regañadientes y se niegan a comer las cantidades mínimas recomendadas. Este es en ocasiones motivo de angustia para los padres generando en ellos sensación de agobio y de impotencia. Hoy traemos diez sencillas pautas a llevar a cabo si tu hijo no quiere comer.
1. Descartar una enfermedad subyacente (inapetencia secundaria)
Ante un niño que no come, hay que descartar un proceso patológico de base. Cuando es así, suele acompañarse de dolor abdominal, fiebre, náuseas…, pero no siempre, consultar a su médico-pediatra.2. Introducir alimentos nuevos de forma gradual: es recomendable introducirlo al principio de la comida, cuando el niño está más hambriento y camuflarlo con algún otro alimento que le guste.
3.  No utilizar los alimentos como premio o castigo: Es ineficaz para mejorar su apetito y además, interfiere en un correcto aprendizaje de la alimentación. 4. Diversificar y enriquecer los alimentos: Comer  en pequeñas tomas,  incluyendo todos los tipos de alimentos.  La dieta variada estimula el apetito, cubre las necesidades y conforma hábitos alimentarios sólidos para la edad adulta. Es aconsejable conocer los menús del colegio para complementarlos en casa. 5. Distribuir regularmente las comidas: Distribuir la comida en 5 tomas al día. Si el niño no come durante una comida, se debe esperar hasta la siguiente con el fin de no perder el ritmo de  horarios. Es importante tener en cuenta que el desayuno, debe ser una verdadera comida e incluir, leche u otro lácteo, cereales o tostadas con mantequilla y mermelada, o un pequeño bocadillo. 6. Evitar alimentos poco nutritivos: Una comida sana y equilibrada, facilita la adquisición de hábitos alimentarios adecuados  en la infancia, que conformarán los hábitos en la edad adulta. Por eso, en esta etapa ha de evitarse el consumo de chuces, bebidas con azucares… 7. Presentar los alimentos de forma adecuada. Hay que enriquecer con estímulos sensoriales el apetito. Si el niño tiene edad suficiente debe comer por sí mismo, sin distracciones y en un tiempo prudente, unos 30 minutos. 8. Fomentar el ejercicio físico: el ejercicio físico moderado fomenta el apetito y potenciar el desarrollo psicomotor y psicosocial del niño. 9.Meriendas saludables: Es recomendable que los niños merienden bocatas hechos en casa, chocolate, fruta y yogures. 10. El niño debe aprender a comer con su familia: ni antes ni después. Es importante establecer unos hábitos básicos a la hora de sentarse en la mesa.
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *