10 Propiedades del aceite de rosa mosqueta

Bebés y Mamás, Cosmética

El aceite de mosqueta es un aceite vegetal que se extrae directamente de las semillas de la Rosa Moschata o Rosa Rubiginosa, un arbusto de la familia de las rosas que contiene numerosos ácidos esenciales, como el omega3, omega6 y ácido linoleico, además de vitaminas A, C o E y antioxidantes naturales como el retinol, que convierten este aceite en un producto perfecto para el cuidado de la piel.

Usos de la rosa mosqueta

La rosa mosqueta es un elemento natural que está revolucionando el mundo de la cosmética y la medicina, gracias a sus múltiples y diferentes aplicaciones. Aporta grandes beneficios para la piel, el cabello y el organismo, ya que contiene propiedades hidratantes, reafirmantes y reparadoras, así como antioxidantes, y antiinflamatorias que ayudan a reparar la piel dañada e irritada, mejorando el aspecto de cicatrices, heridas y quemaduras, al mismo tiempo que retrasa el envejecimiento de la piel, fortalece el sistema inmunológico o mejora la circulación sanguínea.

El aceite de rosa mosqueta también ayuda a prevenir el fotoenvejecimiento, ya que actúa como barrera, protegiendo la piel de la radiación solar y evitando que penetre hasta las capas más profundas, causando serios daños en la dermis.

Muchos la conocen como la semilla de la eterna juventud, ya que si utilizamos la rosa mosqueta de forma habitual, además de tener una piel joven y radiante, podemos llegar a prevenir algunos trastornos cutáneos, gracias a la alta concentración de antioxidantes naturales que combaten los radicales libres, ayudando a retrasar los signos visibles del envejecimiento.

Con el aceite de rosa mosqueta también podemos combatir el colesterol y los trigliceridos de forma eficaz, ayudando a nuestro organismo a mantener una buena salud cardiovascular, previniendo algunas molestias causadas por la mala circulación, como las piernas cansadas y varices o arañas vasculares.

rosa_mosqueta1_post

Existen multitud de productos formulados a base de aceite de rosa mosqueta que se utilizan para mejorar la salud y la belleza de la piel, como aceites hidratantes, que no contienen ingredientes tóxicos, y la nutren profundamente, o cremas faciales y corporales que hidratan, calman y protegen la piel de posibles agresiones externas.

También podemos encontrar otros productos específicos como los geles cicatrizantes que reparan la piel intensamente, borrando cicatrices y manchas, además de cremas de manos, además de sticks y bálsamos labiales que regeneran y protegen las zonas más sensibles de la piel, o cápsulas de aceite de mosqueta que ayudan a combatir diferentes dolencias desde el interior de nuestro cuerpo.

Muchos estudios científicos han demostrado, en varias ocasiones, los beneficios y propiedades de la rosa mosqueta para el organismo, así como para combatir dolencias leves y mejorar los síntomas de algunas patologías relacionadas con la salud ósea y muscular, como la artritis o la osteoartritis, que pueden tratarse con diferentes aceites esenciales como el de rosa mosqueta.

Rosa de mosqueta para bebés

La rosa mosqueta también puede ser utilizada en bebés y niños, aportándoles todos los ácidos grasos, vitaminas y antioxidantes que contiene el aceite puro de mosqueta. La piel de los bebés es fina y delicada, así que debemos asegurarnos de que utilizamos un producto adecuado, que no contenga ingredientes tóxicos e irritantes para él. Gracias a las propiedades naturales de la rosa mosqueta es posible hidratar la piel del bebé sin dañarla, y pueden utilizarse en la cara, en el cuerpo y también en el culito, una zona muy irritable debido al roce del pañal, por lo que el aceite de rosa mosqueta es uno de los más recomendados para hidratar y reparar la piel de los bebés.

Son muchos los productos infantiles formulados con rosa mosqueta, como aceites, cremas y lociones corporales infantiles con aceite de mosqueta, que cuidan y nutren su piel en profundidad al mismo tiempo que la protegen de factores externos que pueden llegar a dañarla, como la irritación causada por el pañal, el sol o el frío.

También existen geles y champús infantiles elaborados con rosa mosqueta que miman su cabello, al mismo tiempo que ayudan a eliminar la costra láctea, algo muy común entre los bebés recién nacidos, y que se puede llegar a eliminar gracias a las propiedades hidratantes y reparadoras de la rosa mosqueta.

rosa_mosqueta3_post

10 Propiedades del aceite de rosa mosqueta

La rosa mosqueta aporta múltiples beneficios a nuestro organismo, y puede utilizarse tanto para cuidar la piel y mantener una buena salud dérmica, como para aliviar dolores y molestias causadas por diferentes enfermedades leves, al mismo tiempo que ayuda a obtener increíbles resultados de belleza, tanto facial como corporal.

  1. Retrasa los signos del envejecimiento, ayudando a combatir y a prevenir las arrugas y las líneas de expresión.
  2. Mejora el aspecto de la piel, reduciendo la visibilidad de estrías y manchas.
  3. Ayuda a prevenir el fotoenvejecimiento de la piel, reduciendo el daño causado por la radiación solar.
  4. Hidrata en profundidad hasta las pieles más secas, gracias a su alto contenido en ácidos grasos esenciales.
  5. Contiene propiedades reparadoras y regeneradoras que ayudan a la piel a recuperarse tras una herida o una quemadura.
  6. Ayuda a eliminar las cicatrices, reduciendo su visibilidad y mejorando su apariencia.
  7. Alivia el dolor causado por algunas patologías como la artritis y la osteoartritis.
  8. Ayuda a prevenir dolencias cardiovasculares, como la diabetes o el colesterol.
  9. Fortalece el sistema inmunológico, aumentando las defensas y previniendo resfriados.
  10. Estimula la circulación sanguínea, aliviando la sensación de piernas cansadas y previniendo la aparición de varices.

Empieza a cuidarte con la rosa mosqueta y combate el envejecimiento prematuro de la piel al mismo tiempo que proteges tu organismo.

  • 0 1

  • (5 votes, average: 4,60 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *