Cómo evitar las infecciones de los pies en verano

Higiene Pies

En la época estival aumenta el riesgo de infecciones en los pies, una de las partes del cuerpo más expuestas, ya que las altas temperaturas y la humedad favorecen la aparición de éstas. Las visitas a la piscina y la playa son sobre todo unas de las principales causas del contagio, porque al descalzarnos en zonas húmedas comunitarias hay un mayor contacto directo que facilita la proliferación de los hongos.

El famoso pie de atleta

Los hongos son microoranismos muy contagiosos. Entre todas las infecciones de hongos, la más común es el pie de atleta, una infección por hongos que viven en las células muertas de los pies y aparecen sobre todo entre los dedos.

Una persona afectada de pie de atleta va soltando pequeñas escamas que se adhieren a la piel de quien las pise, produciéndose el contagio. Los síntomas que provoca principalmente son un picor intenso entre los espacios interdigitales y los pliegues de flexión del pie, sobre todo por la noche, y una sensación de quemazón. Al rascarse, los pies comienzan a descamarse y aparecen fisuras dolorosas y costras entre los dedos y la planta del pie. Puede extenderse hacia las uñas, a la zona anterior de la planta y al dorso del pie. Si la infección llega a la uña, hará que pierda su transparencia natural, cogerá otro color, perderá su dureza y se volverá quebradiza e incluso puede llegar a desprenderse.

Previene las infecciones

Las infecciones en los pies se contraen a través de objetos contaminados como toallas, calcetines y zapatos, especialmente en zonas húmedas como piscinas y duchas públicas. Para prevenirlas es recomendable:

  1. No caminar descalzo por zonas húmedas comunitarias como piscinas ni por el suelo mojado.
  2. Secarse bien los pies después de mojarlos, insistiendo entre los dedos. La humedad facilita la aparición de los hongos.
  3. Evitar el sudor excesivo, puede producir grietas interdigitales. Existen desodorantes antitraspirantes que pueden ayudarte a controlar la humedad.
  4. Usar calcetines de algodón, ayuda a absorber el sudor, y cambiarlos diariamente, el pie de atleta puede invadir tus calcetines.
  5. Usar siempre chanclas o sandalias en piscinas o duchas y el resto del tiempo utilizar zapatos que permitan la transpiración.
  6. Utilizar talcos de secado para evitar la transpiración y mantener los pies secos, o cremas antimicóticas para mantener los pies frescos y evitar el pie de atleta.
  7. No compartir zapatos, calcetines ni toallas. Puedes propagar o contraer infecciones.
  8. Si te has tocado la infección, es importante que te laves las manos para detener la propagación.
  9. Tener una higiene diaria adecuada, sobre todo después de practicar deporte y realizar con regularidad pedicuras.
  10. Duplicar la hidratación de la piel de los pies, preferiblemente de noche para evitar aumentar la sudoración durante el día.

Tratamiento de las infecciones

Si observas grietas entre los dedos, aplica un antiséptico para facilitar su cicatrización y evitar la infección.

Para tratar y prevenir la reaparición de hongos puedes aplicar Exinail+ que gracias a su efecto antibacteriano y fungicida logrará erradicar los hongos de los pies y prevenirte frente a la reinfestación.

Si el hongo ya ha llegado a la uña utiliza el tratamiento de DrScholl, tratamiento anti-hongos que posee una fórmula que actúa directamente sobre la infección penetrando en la uña profundamente.

   
  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *