Claves para una dieta más efectiva­­

Dietética

Llega el verano y todo son prisas en la Operación Bikini. Es posible que hayas estado siguiendo una dieta para adelgazar las últimas semanas o incluso en los últimos meses y no hayas visto resultados o te hayas quedado estancada. Esnormal que al iniciar un régimen, pierdas peso rápido ya que lo primero que hacemos al ingerir menos alimento y, por tanto, menos energía, es echar mano de los depósitos de glucógeno, grasas y proteínas. Por cada 3 gramos de glucógeno almacenado se arrastran 3 gramos de agua, así estamos perdiendo sobre todo una cantidad considerable de agua.

Pasadas una o dos semanas, toca perder lo difícil: la grasa corporal. Para ello hay que quemar más calorías o ingerir menos para continuar gastando más combustible del que necesitamos. Aunque muchas veces se asocia hacer régimen para perder peso con pasar hambre, no debe ser así. Lo que hay que hacer es reajustar las calorías que ingerimos y tomar unas 500 kcal/día menos a las necesidades diarias a través de una dieta saludable y ejercicio.

Además, cada persona es un mundo y es importante conocerse y saber qué alimentos nos beneficiarán a la hora de perder peso y cuáles no. Es posible que tengas una amiga que te haya contado que la lechuga por la noche engorda y que nunca debes tomarla para cenar, en cambio, se considera la ensalada la reina del menú de dieta.

Objetivamente, la lechuga es un alimento rico en fibra, vitaminas, minerales y con pocas calorías. Al comerla cruda, se ingiere mucho aire, de ahí la sensación de hinchazón. Pero es posible que tu organismo no la metabolice bien, ahí la lechuga no tiene ninguna culpa.

Hábitos para una dieta con éxito:

  1. Ingerir lo necesario. Como te hemos explicado, debes ir ajustando las calorías ingeridas a medida que estás a dieta y encontrar el balance calórico para no pasar hambre pero continuar quemando más calorías de las que comes. El balance calórico es la diferencia entre el ingreso calórico y el gasto a lo largo de un periodo dado, normalmente se habla de balance calórico diario. Debes tener en cuenta si el ejercicio que realizas es suficiente para las calorías de tu dieta. Igual que debes variar y ajustar tu dieta, la intensidad del ejercicio también. Si bien al principio con volver caminando a casa te servía para acelerar el metabolismo, quizá debes pasarte al running o el power walking.
  2. Conocer las calorías que comer. Volvemos a la ensalada que hemos visto que es sana y engorda poco porque la lechuga, el tomate, la cebolla, el apio o la zanahoria son alimentos bajos en calorías. ¿Le pones algo más a tu ensalada? Si le añades frutos secos, quesos grasos, vinagreta de mostaza, salsa cesar, picatostes y cualquier cosa que tengas en la nevera, tu ensalada será muy apetitosa, pero dejará de ser un alimento de dieta. Lo mismo ocurre con los segundos, mejor cocinarlos a la plancha, asados o al paillote para que sean más ligeros.carecups2_post2
  3. Controla tu mente. Otro consejo es comer en platos pequeños para engañar a la mente. Tú verás el plato lleno aunque comas menos cantidad. Es muy importante que tu cabeza tenga claro qué quieres conseguir. Si te engañas, será más difícil mantener los buenos hábitos alimenticios. Creer que hacer dieta es algo negativo, boicotearse diciendo que no pasa nada por saltarse un día la dieta (y luego vienen más), no conocer los motivos por los que de repente comes compulsivamente, es importante. Analiza en qué momento te das atracones y no puedes mantener tu mente fuerte. ¿Tras un mal día? ¿Cómo puedes canalizar esa negatividad si no es con la comida? Sustituye un bocadillo por un paseo, por quedar con un amigo, o por otra actividad que te tenga lejos de la nevera. De esta manera evitas el atracón y la posterior frustración de saber qué lo has hecho mal. Una cosa es su capricho de vez en cuando y otra solucionar el mundo a cucharadas de helado.
  4. Controla tu hidratación siempre. El agua permite eliminar los residuos que el cuerpo acumula, te saciará y te hidratará interiormente. Lo recomendable es beber unos dos litros de agua al día lo que equivale a 6-8 vasos más o menos. Una alternativa para tomar más líquidos es hacerlo a través de té e infusiones. no aportan calorías y según sus propiedades te ayudarán a drenar y eliminar toxinas de una manera más eficiente. El café también puede ser un aliado. Por ejemplo, la línea Silueta de Care Kups con Ganoderma, Crono, Diente de León y Colágeno ayudan a mantener un peso saludable, controlan los ataques de hambre y ayudan a eliminar líquidos. Los complementos alimenticios no sustituyen una dieta saludable, pero pueden ser perfectos ayudantes.
  5. Come siempre. Y con ello queremos decir que no te saltes ninguna comida porque en vez de ayudar a la pérdida de peso, lo que harás será desestabilizar tus niveles de glucosa. Un error común es no cenar, sin pensar que irse a dormir con el estómago vacío te procurará un hambre voraz por la mañana, sin olvidar que tu metabolismo estará mucho tiempo sin trabajar. Cena ligero, pero cena.

Ahora debes repasar tus hábitos y ver qué debes cambiar para que tu Operación Bikini continúe llena de éxito y tu salud día a día mejore. ¡A por ello!

  • 0 1

  • (3 votes, average: 4,67 out of 5)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *