Tu piel también necesita vitamina C

Cosmética

Nuestras madres siempre nos han dicho desde niñ@s que un vaso de zumo de naranja era buenísimo para nuestra salud porque tenía vitamina C ¿Recordáis esa frase que decía: "bébete el zumo antes de que se vayan las vitaminas"?! Pues queremos contaros que existen productos para nuestra piel que actúan como auténticos zumos de vitamina C.

¿Qué es exactamente la vitamina C (o ácido ascórbico)? Es una vitamina hidrosoluble, es decir, que se disuelve en agua. Las cantidades sobrantes de la vitamina salen del cuerpo a través de la orina y por ello necesitamos un suministro continuo de estas vitaminas en nuestra dieta. Sabemos que los cítricos son fuente natural de vitamina C, pero hay muchos otros alimentos que la contienen, como los berros, el perejil, el escaramujo, el kiwi, el pimiento, la guayaba, el hinojo o las coles de Bruselas.

Se trata de un potente antioxidante y nos ayuda a eliminar sustancias tóxicas del organismo. Es antibacteriana, contribuye a mejorar la visión y prevenir enfermedades como el glaucoma, tiene propiedades antihistamínicas, mejora el estreñimiento y se usa en tratamientos contra el cáncer, el herpes, el autismo, la diabetes tipo II, el Parkinson y muchas otras dolencias.

Beneficios de la vitamina C en nuestra piel

  1. La vitamina C, aplicada en forma tópica,  penetra en la piel y aumenta hasta veinte veces los niveles cutáneos de antioxidantes, ayudando a la piel a neutralizar los efectos nocivos de los radicales libres.
  2. Favorece la formación de colágeno, es decir, suaviza la arrugas y líneas de expresión.
  3. Ayuda a mantener y defender la salud de nuestra piel frente a las agresiones externas
  4. Protege del daño solar: previene las quemaduras solares y reduce los daños provocados por el sol en nuestra piel.
  5. Ayuda a combatir las rojeces, hinchazón o tirantez de la piel.
  6. Reduce las manchas: en concentraciones mayores al 10%, la vitamina C ayuda a reducir la hiperpigmentación en la piel.

La vitamina C es un aliado indiscutible para la salud y belleza de nuestra piel. Si empezáis a  utilizar productos cosméticos de calidad que incluyan vitamina C, notaréis vuestra piel más lisa y radiante, con mejor color y textura.

Tips a tener en cuenta para elegir el producto adecuado

  1. La vitamina C es sensible a la luz y sus efectos casi desaparecen con la exposición, así que comprueba que tu producto venga en un envase opaco.
  2. La vitamina C tiene que penetrar bien en la piel, por lo que es recomendable no aplicarla sobre otro productos o crema para que no pierda su efecto.
  3. El % de vitamina C que contiene un sérum o crema varía mucho de unas marcas a otras. Es necesario leer las etiquetas para comprobarlo.
  4. Las pieles sensibles pueden notar un pequeño picor o escozor al aplicar vitamina C en la piel. No te preocupes, es normal, significa que está actuando.

Dale vitamina C a tu piel, ¡te lo agradecerá!

  • 0 1

  • (No Ratings Yet)
    Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *